Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide cuatro años y medio para el pederasta de los vídeos robados

El hombre fue acusado de abusos después de que un joven entrara en su casa y sustrajera las grabaciones

La Fiscalía de Jaén ha pedido cuatro años y seis meses de prisión para A.B.G., detenido el pasado diciembre después de que un ladrón que entró en su domicilio le robara vídeos en los que se le podía ver abusando de menores de edad.

El ministerio fiscal ha remitido un escrito al Juzgado de Instrucción 2 de Jaén, en el que pide que se abra juicio oral contra el hombre como supuesto autor de un delito continuado de abusos sexuales, de otro, también continuado, de exhibicionismo y provocación sexual, y de un tercero de tenencia de material pornográfico con menores.

En dicho documento, la fiscalía relata que el acusado, miembro de la junta directiva de la Asociación Juvenil Fénix, en Jaén, y entrenador de su equipo de fútbol, "en 2007, y en numerosas ocasiones, sin utilizar violencia o intimidación alguna, tras exhibir a un niño de 10 años películas de contenido pornográfico, le sometía a diversos tocamientos y felaciones, así como a masturbaciones recíprocas", algo que "grababa en DVD y que conservaba en su domicilio".

Según la fiscalía, estos hechos constituyen un delito continuado de abusos sexuales por el que pide tres años de prisión; otro continuado de exhibicionismo y provocación sexual por el que solicita un año de cárcel, y un tercero de tenencia de material pornográfico con menores por el que pide seis meses. Además, solicita que el acusado indemnice en 5.000 euros a la víctima "por los daños morales ocasionados".

A.B.G. salió en libertad en enero pasado, después de que el joven que había entregado los vídeos reconociera que había accedido a la vivienda del acusado "con la única y exclusiva finalidad de encontrar pruebas que incriminen al imputado y hacerlas llegar a la policía", lo que, según el juez que lo dejó en libertad, provoca que las grabaciones en las que se sustenta la investigación "puedan ser consideradas prueba ilícita y no puedan ser tenidas en cuenta".