Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
juicio de las herriko tabernas

La Cámara cree que la Audiencia busca “castigar actividades políticas legales”

El PNV apoya una iniciativa de EH Bildu para censurar el proceso judicial de las herriko tabernas

La resolución habla de "irregularidades" en la investigación y de acusar sin pruebas

El Parlamento reclama "pasar de las medidas, la legislación y los juzgados de excepción a normas ordinarias"

El Parlamento ha censurado el proceso judicial en la Audiencia Nacional contra las herriko tabernas, que con 36 acusados ya ha finalizado su vista oral doce años después. PNV y EH Bildu han realizado una encendida crítica contra el proceso judicial, que la parlamentaria peneuvista María Eugenia Arrizabalaga ha comparado con la cárcel estadounidense en Cuba de Guantánamo, cuyo cierre sigue pendiente. La resolución aprobada por el Legislativo ha sido la iniciativa original, la presentada por EH Bildu, con los votos de ambos partidos nacionalistas y el rechazo de PSE, PP y UPyD.

En ella se recoge la "preocupación por las irregularidades" de la investigación porque se han imputado "delitos graves sin ningún tipo de prueba" y se acusa "sin concretar y sin individualizar". Asimismo, la Cámara ha denunciado que con el proceso se busca "castigar actividades políticas legales y legítimas" y ha reclamado "pasar de las medidas, la legislación y los juzgados de excepción a normas ordinarias".

El impulsor, Julen Arzuaga (EH Bildu), ha resaltado que el juicio se está celebrando manteniendo las medidas de “excepción” cuando lo que “podría justificar esa excepcionalidad”, ETA, ya no tiene actividad violenta. “Se están criminalizando ideas”, ha asegurado Arzuaga, “al no haberse podido probar la relación entre los encausados y ETA”. Lo que se está llevando a cabo es un “despropósito jurídico” y ha coincidido la portavoz del PNV con Arzuaga en que se trata de un “juicio político” aplicando medidas creadas contra el “enemigo”. “Este proceso no ha tenido las garantías jurídicas, se tenía que haber archivado ya” porque es un “obstáculo para la convivencia”, ha asegurado Arrizabalaga.

PSE, PP y UPyD han criticado la iniciativa contra el proceso judicial con la misma dureza. La socialista Miren Gallastegui ha pedido respeto hacia la justicia y ha resaltado que serán los jueces y no el Parlamento los que determinen si los acusados tenían relación con ETA. Ante las críticas de EH Bildu y PNV porque a su juicio no se ha respetado la presunción de inocencia, Gallastegui ha asegurado que “la justicia siempre ha preferido un culpable en la calle que un inocente en la cárcel”.

Desde el PP, Nerea Llanos ha asegurado que ETA es un “holding criminal dividido entre distintas organizaciones, pero todas con el mismo objetivo, el desbordamiento del marco jurídico” y ha criticado a EH Bildu por intentar una “ceremonia de la confusión” y generar una “imagen distorsionada y tergiversada” de la realidad de la justicia española.

Gorka Maneiro ha hablado de “cinismo político, mentiras” y ha censurado que entre los encausados que han presenciado el debate desde la tribuna uno de ellos ha tuiteado una fotografía del parlamentario de UPyD calificándole de “fascista”. Como Maneiro, parlamentarios de PNV y PP han hecho alusiones al debate paralelo en Twitter.