Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez Villalta y Mateo Charris viajan juntos

Los dos autores exhiben en Cádiz la exposición 'El viaje pintado', compuesta por obras basadas en libros de ficción

Imagen del montaje de la exposición 'El viaje pintado' Ampliar foto
Imagen del montaje de la exposición 'El viaje pintado'

Fueron dos viajes distintos pero ahora han quedado unidos. Guillermo Pérez Villalta (Tarifa, 1948) reconstruyó en 88 acuarelas la aventura de Gulliver por mundos de diversos tamaños. Ángel Mateo Charris (Cartagena, 1962) imaginó en 28 óleos el trayecto por el Congo de El corazón de las tinieblas entre luces y oscuridad. Hace años que la editorial Galaxia Gutenberg (Círculo de lectores) encargó a ambos artistas las revisiones de obras clásicas y ahora esos viajes permanecen unidos en la Diputación de Cádiz, que exhibe en la exposición El viaje pintado, dos formas de recorrer con la figuración los caminos de la ficción.

“Siempre he sido muy fan de Guillermo. Y me siento muy orgulloso de esta exposición terminada en mutua colaboración”, explica feliz Mateo Charris. “La verdad es que son dos trabajos sobre viajes imaginarios. Pueden tener coincidencias. Son viajes desde dos puntos diferentes pero emparentados en la figuración”, detalla el autor.

El claustro de exposiciones del palacio provincial gaditano recoge en una misma muestra, que ya habían girado por separado, estos encargos con el viaje como fuente de inspiración. Trata así de enfatizar dos visiones artísticas potenciadas por dos curiosos, dos amantes de los paisajes, dos guardianes de las aventuras. Su encargo fue literario, para dos libros, pero funcionan como exposición pictórica por la enorme fuerza de las creaciones.

Para Pérez Villalta, Gulliver fue el cuarto libro que le tocó ilustrar. Le dedicó seis meses y se mostró fascinado por la obra de Jonathan Swift. Le encandiló su visión absurda, satírica, infantil del mundo que le rodeaba. A Mateo Charris le tocó la oscuridad de la obra de Joseph Conrad cuando se cumplían 150 años de su publicación. “Recreé ese viaje con las partes que conocía de África”, rememoraba mientras hacía otro viaje, el que le llevaba a la inauguración de esta exposición en la Diputación gaditana. “Cádiz y sus paisajes me inspiran familiaridad”, dice. La muestra se puede visitar de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00, de lunes a viernes. Y de 12.00 a 14.00 los fines de semanas y festivos hasta el 18 de mayo.