Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Veinte detenidos por obligar a menores a mendigar con sus bebés

Engañaban a sus familias en Rumanía con una pequeña dote por sus hijas

Las cinco mujeres liberadas están ya bajo la tutela de la Xunta de Galicia

Engañaban a sus familias en Rumanía con una pequeña dote por sus hijas y la promesa de una boda en España por el rito gitano que les ofrecería una vida mejor. El destino de las niñas era otro: vagar por las calles con sus bebés en brazos mendigando a tiempo completo para engordar los ingresos de una red de extorsión que vinculaba, presuntamente, a seis familias rumanas.

La Policía Nacional ha detenido en la comarca ferrolana a 20 personas, todos ellos supuesto integrantes de una trama que traficaba con seres humanos, menores de edad, a los que obligaba a ejercer la mendicidad un día sí y otro también en las puertas de bancos, supermercados y centros comerciales, además de instruirlos para engañar a los viandantes con trucos para hurtarles las carteras. Los agentes han liberado a cinco menores de 16 y 17 años, y a una sexta chica, de 19 que llevaban de tres a cuatro años residiendo en Galicia. Algunas de estas jóvenes llegaron a Ferrol con poco más de trece años creyendo que les esperaba una boda y una vida con menos privaciones que en su país natal. Sus padres las dejaron marchar de buen grado con sus extorsionadores confiando en un casamiento que no se celebró.

Cinco menores de 16 y 17 años y una mujer de 19 han sido liberadas

Cuatro de ellas tenían bebés de pocos meses y el mayor, apenas había cumplido los dos años. Con ellos en brazos, deambulaban por la comarca practicando la mendicidad. La “Operación Procura”, como se denominó este operativo todavía bajo secreto de sumario, se desarrolló este martes bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número tres de Ferrol.

Se practicaron 20 detenciones y seis registros en seis viviendas de Narón y Ferrol, en domicilios del barrio naronés de A Gándara, el Inferniño o A Magdalena, este último en pleno centro de la ciudad naval en los que se intervino distinta documentación relacionada con la red.

Las cinco menores liberadas y sus hijos están ya bajo la tutela de la Xunta de Galicia en un centro de menores mientras que la joven de 19, pasó la noche en una casa de acogida, protegida de sus presuntos extorsionadores. Los detenidos, una veintena de personas de seis familias, continúan bajo arresto en los calabozos de la comisaría ferrolana prestando declaración. Se les imputa un delito de tráfico de seres humanos, entre otros como explotación de menores, extorsión y mendicidad. Está previsto que en las próximas horas, varios de los arrestados, pasen a disposición judicial.La “Operación Procura” es el punto final a un año de investigaciones que arrancaron en Ferrol en marzo del 2013 liderada por el grupo de extranjería de la comisaría ferrolana, con el apoyo de la Brigada Central de Madrid.