La factura electrónica toma cuerpo

Euskadi se sitúa en el “vagón delantero” en el uso de documentos telemáticos en las transacciones comerciales

Las empresas están sustituyendo la factura de papel por el formato electrónico.
Las empresas están sustituyendo la factura de papel por el formato electrónico.JAVIER HERNÁNDEZ

Su implantación es incipiente todavía, pero el uso de la factura electrónica comienza a desplegarse poco a poco en Euskadi. Esta comunidad autónoma figura en el “vagón delantero” y es una de las que más está creciendo en el volumen de documentos telemáticos utilizados en las transacciones comerciales, tanto por parte de la Administración pública como de las empresas. En el primer semestre de 2013, unas 10.000 empresas vascas, el 7,7% de las compañías que emplean este procedimiento telemático en España, recibieron facturas electrónicas, lo que sitúa al País Vasco en el quinto lugar del ránking, por detrás de Madrid, Cataluña, Andalucía y Valencia.

El porcentaje de empresas que emitieron facturas digitales es más reducido, alrededor de 5.900 (el 4,54% del total), según el último informe realizado por Seres, la firma líder en Europa en soluciones electrónicas de documentos.

Con respecto al volumen de documentos enviados, a mediados del año pasado se lanzaron 1,5 millones de facturas en el País Vasco, una cifra algo inferior a las que recibieron las empresas (1,84 millones), principalmente por los pagos realizados por la Administración.

Por provincias, Gipuzkoa aventaja con poco margen a Bizkaia en la cifra de empresas que emiten y reciben facturas electrónicas, así como en el volumen de documentos tramitados por las compañías.

10.000 compañías vascas utilizan la efactura, el 7,7% del total en España

En el conjunto de España, las empresas generaron durante el primer semestre de 2013 un total de 59 millones de facturas electrónicas, con las que se ahorraron 458 millones de euros y más de 250.000 horas de trabajo reiterativo e improductivo. Además, “su uso tuvo un impacto medioambiental muy positivo, ya que evitó la tala de 3.300 pinos”, asegura el informe de Seres. En este periodo trabajaron con factura electrónica 130.000 empresas, 10.000 más que en 2012. “La eFactura goza de una buena salud y aparece inmune a la crisis económica”, concluye Alberto Redondo, director de Marketing de Seres.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El apartado dedicado a los sectores de actividad más activos no refleja cambios significativos en cuanto al uso de la eFactura, que sigue liderado por el sector servicios, seguido a distancia por el industrial. Las peor paradas del informe son las micropymes, que son las más remisas a la implantación de esta fórmula a causa de su menor actividad derivada de la crisis económica.

Bilbao paga 171 millones por Internet

El Ayuntamiento de Bilbao puso en marcha en enero de 2013 su portal de facturación electrónica. En un año de funcionamiento, cuatro de cada cinco facturas han sido tramitadas a través de este canal. El 90% de los 193,5 millones de euros correspondientes a las 9.730 facturas recibidas de proveedores el año pasado se tramitaron y abonaron a través del nuevo sistema. Una de las ventajas que ofrece este sistema es que el Ayuntamiento reduce el plazo de pago de las facturas a proveedores a 30 días.

Es una iniciativa que se enmarca en el proceso eUdala que el consistorio de la capital vizcaína está impulsando a través de la web municipal www.bilbao.net. El servicio de factura electrónica permite “crear y tramitar” este tipo de documentos desde la mencionada dirección de Internet sin necesidad de instalar ningún programa informático adicional.

Bilbao acumula muchos años de experiencia en este ámbito. Los primeros pagos on line y a la carta a través de su web se remontan al año 2005. Cinco años después creó un portal de servicios para los trámites telemáticos y aprobó la ordenanza de Administración Electrónica, que dio paso a la eFactura en este consistorio.

En el arranque de 2013, creó el nuevo portal, mucho más comprensible y operativo, para emitir y recibir las facturas electrónicas. Fuentes municipales aseguran que todo forma parte de la apuesta por “la innovación y el desarrollo de herramientas tecnológicas que redunden en una mayor transparencia y control de la gestión municipal”.

Euskadi ha sufrido un ligero retroceso en la primera parte del año 2013, aunque Redondo lo atribuye “a un factor coyuntural”, dado que “el despliegue de la factura electrónica en esta comunidad autónoma se ha consolidado y marca una tendencia al alza en los últimos cuatro años de estudios”. “La situación en Euskadi es buena. Madrid y Cataluña marcan la diferencia, pero después hay un grupo de comunidades, como Andalucía, Valencia y Galicia, que junto al País Vasco están en el vagón delantero”, explica el responsable de Seres.

En Euskadi, el servicio Metaposta ofrece desde hace tres años una herramienta para recibir, organizar y custodiar documentos confidenciales e importantes, que cuenta ya con 40.000 usuarios que han hecho posible “el ahorro de más de 90 toneladas de papel en este tiempo”.

El pasado 19 de diciembre el pleno del Congreso de los Diputados aprobó la ley de impulso de la factura electrónica y la creación del registro contable de facturas en el sector público. El nuevo marco legal quiere agilizar los procedimientos de pago al proveedor y reducir la morosidad a través de un indicador, el periodo medio de pagos, que visualizará el volumen de deuda comercial de las administraciones.

El impulso a la eFactura por parte del Gobierno persigue el doble objetivo de agilizar los pagos y de reducir los costes de gestión asociados a la factura, tanto en la Administración pública como en las empresas. Según diferentes estudios, el ahorro medio del procedimiento electrónico respecto al modo estándar en papel es de 4,95 euros en la recepción y de 2,82 euros en la emisión. La Comisión Europea quiere que todo el mundo utilice la facturación electrónica para 2020.

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS