Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galán reclama un regulador único europeo para acelerar las inversiones

Confirma que las inversiones se reducen en España debido al fuerte impacto tributario y del déficit de tarifa que ha cuantificado en 1.300 millones

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante su intervención en la Junta General de Accionistas.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante su intervención en la Junta General de Accionistas. EFE

Iberdrola quiere disponer de unas reglas de juego unificadas para todo el sector eléctrico en Europa. Una regulación armonizada frente al actual fraccionamiento que, según ha dicho el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán en el Palacio Euskalduna de Bilbao, durante su discurso ante los accionistas, está frenando inversiones necesarias para garantizar el suministro eléctrico a largo plazo. Galán ha considerado "fundamental contar con una política energética común y con un regulador europeo único que promueva un marco predecible y armónico, para hacer posible las inversiones que Europa necesita".

Tras un breve y emotivo recuerdo al alcalde de Bilbao recientemente fallecido, Iñaki Azkuna, -"que ha dado un apoyo constante a la empresa"- ha explicado que es fundamental "conseguir una conciliación de todos los objetivos de política energética, especialmente la sostenibilidad y la competitividad", con medidas como la eliminación de las tarifas de conceptos no relacionados directamente con el suministro, como ha hecho el gobierno británico; poner límites a la inversión en tecnologías renovables que precisan apoyos económicos e incentivos solo a aquellas que pueden ser competitivas en el corto plazo; e instaurar mecanismos técnicos y económicos que aseguren que la potencia necesaria esté disponible en cada momento.

La eléctica deja a España a la cola de las inversiones

A la Junta General de Accionistas ha asistido el 6,11% de los 4.780 millones capital social. Sobre un escenario que simula un bosque Galán ha calificado de "punto de inflexión" en ese camino hacia un regulador único que el Consejo Europeo, celebrado la semana pasada, tuvo a la energía y a la competitividad como principales temas de debate, y emitió las primeras instrucciones y recomendaciones a los Estados miembros en orden a coordinar las principales decisiones de política energética y realizar un análisis de las distintas prácticas nacionales en la imposición de cargas en las facturas energéticas

Iberdrola concentrará sus inversiones en los próximos tres años fuera de España, según anunció Galán en Londres en febrero y ha confirmado en Bilbao. El elevado impacto tributario y del déficit de tarifa, que su consejero delegado, José Luis San Pedro, cifró en 1.300 millones ha hecho que la eléctrica vasca deje a España en la cola de las inversiones.  En el trienio 2014-2016 tiene previsto realizar inversiones de 9.600 millones de euros netos en total, pero el grueso de ese esfuerzo lo realizará en el Reino Unido, país que se llevará el 41% de la cifra global. Le seguirán Latinoamérica, especialmente Brasil y México, con el 23% de las inversiones, y Estados Unidos con el 17%. "En España las inversiones irán destinadas básicamente al mantenimiento y renovación de las instalaciones existentes", ha dicho, "además de terminar las centrales hidroelecticas de San Pedro en la cuenca del Sil y Cortes la Muela en la del Júcar" ha precisado Galán.

Iberdrola registró un beneficio neto de 2.572 millones de euros el pasado año, un 7% menos que en 2012. Una reducción que atribuyen al «impacto regulatorio en España, la evolución en Brasil y los tipos de cambio de las divisas». Galán, siempre con el gobierno Rajoy en el punto de mira, ha cuantificado ese impacto de las reformas legales en España en los resultados de la compañía en 801 millones en el ejercicio antes de impuestos, según consta en la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La Junta propuso a los accionistas una retribución de 0,27 euros por acción, que se componen de 0,126 euros ya satisfechos y al menos otros 0,144 a abonar en julio.