Fiesta diurna para malasañeros bajitos

Los comerciantes del barrio ofrecen hasta el domingo 135 actividades para niños dentro del festival Malakids. Habrá música, magia, títeres, teatro y talleres

Uno de los talleres de Teach a Talent.
Uno de los talleres de Teach a Talent.

La paternidad: buscar una vida más tranquila, en un piso más grande, más lejos, en una urbanización del extrarradio. Dejar los conciertos, los bares, las calles de Malasaña. Llevar a los niños al parque infantil y verlos jugar y relacionarse sentado en un banco público. Ponerles la tele. Olvidarse del centro. Dejar de ser guay.

Pero esto era antes. Una nueva generación de padres enfoca la paternidad de una manera distinta. Las actividades para niños modernos e inteligentes son un valor en alza, y una buena muestra de ello es el festival Malakids que se celebra desde hoy hasta el domingo en los barrios de Malasaña y Conde Duque. “Queremos reivindicar estas zonas como buenos lugares para divertirse en familia”, dice Antonio Sañudo, de la web de planes originales para niños Kideoo, uno de los organizadores.

La iniciativa parte de esta web y del periódico digital hiperlocal Somos Malasaña, y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid. Comerciantes de todo el barrio colaboran para llevar a cabo las 135 actividades que se ofrecen durante estos días.

El barrio está en plena metamorfosis. De un parque temático de la nocturnidad (e, incluso, de la droga en los ochenta), dicen algunos que se ha convertido en un parque temático de la modernidad. Y de la modernidad diurna: los que antes salían de noche ahora son padres, y el barrio cada vez tiene más vida a la luz del sol: tiendas, cafés, restaurantes… “Es cierto que el barrio está pivotando hacia el día, también por las leyes que coartan el ocio nocturno”, dice Sañudo, “y hay una generación de padres que hemos sido festivaleros y que pensamos que siendo papás también se puede molar”, bromea. Opina el organizador que con sus calles estrechas, sus bolardos, su empedrado, sus aceras casi inexistentes, el barrio no es muy cómodo para los más pequeños. “En la zona de Fuencarral”, apunta, “los domingos se corta el tráfico porque hay tiendas de grandes marcas. Aquí también debería hacerse algo parecido para las familias”.

En Malakids, cómo no, habrá mucha música, para niños pero no infantil: el punk pop de los Pantones, el flamenco de Flamenco Kids, el jazz de la Junior Big Band de la Escuela de Música Creativa, el show de Dwomo para los miniterrestres, el concierto acústico de Virginia Montaño o un taller de DJ en la 1981 Shop, entre otros. “Se trata de mostrar a los niños diferentes estilos musicales, para que se abran de orejas más allá de escuchar los Cantajuegos”, dice Sañudo.

Yoga en familia, recuperación de casetes, magia, nudos marineros, teatro, maquillaje, astronomía, títeres, manualidades, gastronomía y así en adelante, completan la oferta de estas jornadas. Los talleres Teach a Talent parten de la idea de que todos tenemos un talento y solo nos hace falta encontrarlo. Para ello traerán a la plaza Dos de Mayo a carpinteros, meteorólogos, modistas o maquetadores de revista. The Adventure Archive también trae “aventuras colaborativas” destinadas a fomentar la creatividad y tienen sugerentes títulos: Hagamos una cápsula del tiempo, Diseña tu almohada y algo más o ¿Qué tienen en común una hamburguesa y un periodista? Estamos deseando saberlo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más información sobre las actividades en http://kideoo.com/malakids/

Sobre la firma

Sergio C. Fanjul

Sergio C. Fanjul (Oviedo, 1980) es licenciado en Astrofísica y Máster en Periodismo. Tiene varios libros publicados y premios como el Paco Rabal de Periodismo Cultural o el Pablo García Baena de Poesía. Es profesor de escritura, guionista de TV, radiofonista en Poesía o Barbarie y performer poético. Desde 2009 firma columnas y artículos en El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS