La Guardia Civil desaloja una acampada de protesta en Sarria

Los vecinos se oponen al proyecto de encauzamiento del río del municipio

La Guardia  Civil desaloja a los vecinos
La Guardia Civil desaloja a los vecinos XOSÉ MARRA

Dos horas ha tardado la Guardia Civil de Sarria (Lugo), reforzada con agentes de la Sección de Intervención Rápida de la Comandancia de Lugo, en desalojar a la veintena de vecinos que permanecían acampados en la zona del Malecón, en la isla del Toleiro, desde hace un mes.

Más información
Vecinos se encadenan a los árboles para evitar que los corten
Profesores de la USC piden que se frene la tala masiva

A primera hora, al filo de las 8,00 horas, les comunicaban la orden de desalojo, y pasadas las 10,30 horas los vecinos desmontaban el campamento de forma "pacífica", según ha señalado uno de los portavoces de la Plataforma sarriana polo río, Roberto Irimia, que se oponen al plan de encauzamiento del río Sarria que pretende la Confederación Hidrográfica Miño-Sil. "A primera hora de la mañana estábamos en el puente un grupo de miembros de la plataforma y vinieron miembros de la Guardia Civil de Sarria, acordonaron el puente por ambas entradas y nos dijeron que teníamos que desalojar", ha relatado. El Instituto Armado mantuvo a los vecinos "dentro del puente toda la mañana, y empezaron a talar árboles de otro puente, que es por donde pasa el camino francés", según la plataforma.

Los operarios de la Confederación también talan "en otra lugar, están cortando las rampas de acceso a las islas", ha constatado el activista vecinal. Asimismo, Irimia lamentó que se haya producido "un despliegue policial inaudito". "Parecemos delincuentes", ha apostillado. "Hay en torno a cuarenta o cincuenta guardias civiles, entre la Comandancia de Sarria y los antidisturbios", ha concretado.

En esta línea, Roberto Irimia ha apuntado a que "independientemente de una reforma o no del proyecto", lo que "es vergonzoso es esta actitud chulesca y cínica". "Ante todos los medios de comunicación los representantes de la corporación municipal, más el presidente de Augas de Galicia y el de la Confederación prometieron una serie de cosas que incumplen hoy totalmente", ha recordado sobre la reunión del lunes. "Nos están tratando como delincuentes, mandando antidisturbios, a la Guardia Civil y nosotros tendremos que tomar otro tipo de alternativas. La plataforma no va a morir hoy", ha avisado. Por su parte, la Confederación Hidrográfica Miño-Sil se ha remitido a un comunicado emitido el lunes tras una reunión en el Ayuntamiento de Sarria, por la que se hacían públicas la inclusión de una serie de propuestas "formuladas por la Plataforma polo río" en la ejecución del proyecto de encauzamiento del río Sarria.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS