Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dimisión de La Perla da aire al PP

La renuncia al escaño de la exconsejera aleja el juicio de la campaña europea

El PP no ve obstáculo para que Milagrosa Martínez siga de alcaldesa de Novelda

Milagrosa Martínez, con Francisco Camps y Rafael Blasco en un pleno de las Cortes Valencianas.
Milagrosa Martínez, con Francisco Camps y Rafael Blasco en un pleno de las Cortes Valencianas.

La dirección regional del PP, que preside Alberto Fabra, respiró ayer aliviada. La dimisión como diputada de la exconsejera de Turismo Milagrosa Martínez, formalizada a primera hora de la mañana en el registro de las Cortes Valencianas, fue recibida con indisimulada satisfacción en el seno del Gobierno valenciano.

La renuncia permite al presidente de la Generalitat y del PP regional, Alberto Fabra, cumplir con el mandato que había recibido de Génova: evitar a toda costa que Martínez y la también exconsejera de Turismo Angélica Such se sentasen como diputadas en juicio, que el TSJ había fijado para el próximo día 31, por la adjudicación irregular del pabellón de la Comunidad Valenciana en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) a la trama Gürtel entre 2005 y 2009.

Such dimitió el pasado 27 de febrero como diputada y Martínez ha resistido tres semanas más. La exconsejera y también expresidenta de las Cortes adoptó su decisión en la noche del jueves tras conocer que el Comité de Derechos y Garantías del PP regional había nombrado a una instructora y abierto el proceso para expulsarla del Grupo Popular en las Cortes Valencianas antes del inicio del juicio oral. Para Martínez la Fiscalía reclama 11 años de prisión y 34 de inhabilitación, mientras que para Such la pena solicitada es de nueve años de inhabilitación.

La decisión de Milagrosa Martínez da oxígeno al PP y aleja, casi con toda seguridad, la celebración del juicio por las adjudicaciones de Fitur a la trama de Francisco Correa de la campaña electoral al Parlamento Europeo. Justo cuando la dirección nacional del PP ha decidido redoblar su presencia en la Comunidad Valenciana para intentar movilizar a su electorado desencantado. El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene previsto visitar la Comunidad Valenciana en dos ocasiones en menos de 15 días. La primera de ellas, la semana próxima con motivo de la entrega de unos premios del Ministerio de Turismo y, luego, a primeros de abril para clausurar una convención municipal del PP.

El Grupo Popular reduce el número de diputados imputados a seis, cuatro en Gürtel y dos en Brugal

El vicepresidente y portavoz del Consell, José Ciscar, solo tuvo palabras de elogio para Martínez. “Quiero agradecerle su renuncia. Le honra. Es una decisión que adopta en un momento difícil, pero ha actuado con plena responsabilidad”, indicó Ciscar.

El presidente de la Diputación y del PP provincial de Castellón, Javier Moliner, calificó de “buena decisión” la renuncia de la expresidenta de las Cortes a su escaño. “Creo que viene a seguir claramente la línea que el presidente Fabra ha marcado y que, evidentemente, no tiene vuelta atrás ni margen de negociación”, prosiguió, “Cualquier persona que esté sentada en el banquillo no puede estar sentada en un escaño simultáneamente”.

Los populares no explicaron por qué es incompatible ocupar un escaño y sentarse en el banquillo de los acusados y no lo es estar procesado y dirigir un Ayuntamiento como el de Novelda. Ciscar evitó pedir a Martínez la renuncia a su acta de concejal e insistió: “El acta es personal y no podemos obligar [a la renuncia]. Hará lo que considere mejor para su municipio y su situación”.

El portavoz del Consell y también presidente provincial del PP de Alicante no descartó que la dirección regional del partido hubiese pactado la renuncia con la expresidenta de las Cortes, que es una de las pocas munícipes que en esta legislatura optó por cobrar sueldo como alcaldesa y no como diputada.

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, inquirió a los populares sobre “¿cuál ha sido el negocio y en qué términos se ha producido?”. Puig indicó que es incomprensible que Martínez no abandone también la alcaldía de Novelda. “¿Acaso los ciudadanos de Novelda son menos que el resto?”, se interrogó.

La dimisión de Milagrosa Martínez tiene, además, otras implicaciones políticas. Las  líneas rojas contra la corrupción que marcó Fabra se vuelven a convertir en tratamientos individuales en función del caso y del calendario judicial, aunque el PP logra reducir el número de diputados  imputados a seis: Ricardo Costa, David Serra, Yolanda García y Vicente Rambla en las piezas del caso Gürtel por financiación irregular del PPCV y la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y su antecesor Luis Díaz Alperi por el caso Brugal. Pero también sabe que el foco recaerá ahora sobre ellos, especialmente sobre Díaz Alperi que está procesado por fraude fiscal por el TSJ a la espera de fecha para el juicio. Aunque si el exalcalde de Alicante sigue el ejemplo de la expresidenta de las Cortes, podría intentar pactar su salida del Grupo Popular y, simultáneamente, dilatar aún más el proceso judicial.

“Aún quedan muchos por dimitir”, dijo el portavoz de Compromís, Enric Morera, que añadió: “Aunque es un paso en la buena dirección aun queda mucho por hacer para devolver a nuestros órganos de gobierno la integridad y solvencia que les corresponde”.

 

Ética y política

 

La alcaldesa de Alicante y diputada del PP, Sonia Castedo, aseguró que no se siente presionada para renunciar a su escaño tras la decisión de Milagrosa Martínez. “¿Por qué me voy a sentir presionada? Me ocupa y me preocupa mi ciudad, mi trabajo día a día en esta ciudad, que es mucho y, de lo demás, lo siento muchísimo pero no pienso volver a abrir la boca”.

“La decisión de dejar el escaño de Milagrosa Martínez debe ser seguida por el resto de los diputados del grupo del PP imputados o afectados por casos de corrupción”, afirmó la coordinadora general de Esquerra Unida del País Valencià, “Es la ética en la política lo que debe obligar al presidente Fabra llegar hasta el final y depurar su propio grupo, pues la credibilidad de la propia democracia la que está en peligro”.

Los grupos municipales del PSPV y de UPyD en el Ayuntamiento de Novelda lamentaron que Martínez continúe al frente de consistorio mientras ha abandonado su escaño en las Cortes y pidieron al PP que “mantenga la presión para que deje la alcaldía ante una situación humillante para el municipio”.

La renuncia de Martínez también provocó otros movimientos que alimentarán el debate político. El número dos de la trama Gürtel y exsecretario de Organización del PP de Galicia Pablo Crespo, imputado en la misma pieza que las exconsejeras, pidió al TSJ que se inhiba de realizar el juicio por falta de competencia tras renunciar Martínez al aforamiento. La situación disparó las alarmas de la Fiscalía Anticorrupción que vio en la dimisión de la exconsejera una actuación susceptible de tener “carácter de fraude de ley” porque se adopta a nueve días del juicio, pese a que transcurrido “más de un año” después el escrito de acusación y ocho meses después de dictarse la apertura de juicio oral.