La reforestación del incendio de Robledo estará acabada en 2018

Las llamas arrasaron más de 1.500 hectáreas arboladas en el verano de 2012

Los bosques de Robledo tras el incendio de agosto de 2012.
Los bosques de Robledo tras el incendio de agosto de 2012.carlos rosillo

La reforestación de las 1.546  hectáreas destruidas en el incendio de la zona de Robledo de Chavela, Valdemaqueda y Santa María de la Alameda de agosto de 2012 no terminará hasta 2018, cuando se habrán plantado 260.000 árboles, aunque pasarán muchos años hasta que se recobre el aspecto inicial.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha visitado este viernes la zona donde se están llevando a cabo estos trabajos de reforestación, que incluyen la plantación de especies autóctonas y la revisión del proceso de regeneración natural del bosque.

"En 2018 habremos recuperado todo el espacio con árboles aunque sea incipientes, y luego ya habrá que esperar muchos años para que crezcan hasta la altura que tenían", ha dicho a los periodistas el presidente madrileño tras plantar un ejemplar de madroño en la zona quemada en el verano de 2012.

Para reforestar esta zona, la Comunidad de Madrid empleará 260.000 árboles y semillas autóctonas de la sierra de Guadarrama, en su mayoría procedentes del vivero que el Instituto Madrileño para la Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) tiene en El Escorial.

En una primera fase, el objetivo se ha centrado en favorecer la regeneración natural de la zona, pero ahora los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio han iniciado ya la plantación de frondosas y semillas en aquellas áreas donde esta regeneración natural no ha sido del todo satisfactoria.

Las llamas junto a la urbanización " La Suiza" de Robledo (2012).
Las llamas junto a la urbanización " La Suiza" de Robledo (2012).LUIS SEVILLANO
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Entre otros trabajos, hasta el momento se han retirado 33.000 toneladas de madera y se han construido 31.000 metros lineales de barreras y diques de contención para evitar la erosión.

Otra de las preocupaciones del Gobierno regional es favorecer el regreso a esta zona de las especies protegidas que abandonaron su hábitat  como consecuencia del incendio, entre ellas el águila imperial, el águila real, el águila perdicera, el buitre negro y la cigüeña negra.

"Creo que se está haciendo un trabajo extraordinario que nos va a permitir recuperar este magnífico espacio tan querido para todos los madrileños como es esta sierra", ha alabado el presidente regional.

Ignacio González ha recordado que, desde que en el año 2000 se puso en marcha el Plan de Reforestación regional, la Comunidad de Madrid ha invertido más de 700 millones de euros en el mantenimiento del bosque. Según ha indicado el presidente, la Comunidad de Madrid es una de las autonomías con más espacio protegido -el 55% de la superficie madrileña cuenta con algún tipo de protección- y la que más invierte en la conservación del medio natural, hasta los 135 euros por hectárea.

"La riqueza natural que tiene Madrid cerca de una gran capital no es algo que sea muy común y para nosotros este espacio de la sierra natural lo tenemos que conservar", ha dicho el jefe del Ejecutivo autonómico durante la visita.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS