Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez Alaya libera al último encarcelado por la Operación Madeja

Francisco Amores sale de prisión tras abonar una fianza de 150.000 euros

Registro policial en la sede de Fitonovo durante la segunda fase de la Operación Madeja. Ampliar foto
Registro policial en la sede de Fitonovo durante la segunda fase de la Operación Madeja.

La juez Mercedes Alaya ha decretado libertad bajo fianza de 150.000 euros para el último acusado encarcelado por la Operación Madeja, Francisco Amores, ex jefe de servicio de la Delegación de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla. Este imputado ingresó en prisión el pasado diciembre y era el único acusado que aún permanecía encarcelado por esta operación policial, hasta que ayer abandonó la prisión Sevilla 1 tras abonar su fianza con ayuda de su familia.

Alaya precipitó la Operación Madeja tras filtrarse desde su juzgado los pinchazos telefónicos que llevaba a cabo la Guardia Civil por un error en un auto judicial. Entonces los investigadores detuvieron a dos personas vinculadas al área de Medio Ambiente (Amores y el responsable de conservación del Parque de María Luisa, Francisco Luis Huertas), un empresario y al hijo del dueño de la empresa Fitonovo, José Antonio González. Este último imputado ha salido asimismo en libertad esta semana tras abonar una fianza de 250.000 euros.

La operación policial se inició el pasado julio y recientemente la juez prolongó el secreto de sumario, por lo que ya son ocho meses continuados desde que las actuaciones permanecen ocultas para las partes. La Guardia Civil investiga una trama de comisiones y regalos a altos cargos de diversos Ayuntamientos andaluces y canarios. La última parte afectó de lleno al Consistorio de Sevilla y las relaciones de ciertos cargos con los empresarios de Fitonovo. La operación se derivó del caso Mercasevilla cuando se indagó en el patrimonio del ex alto cargo Domingo Enrique Castaño y sus estrechas relaciones con la empresa Fitonovo abrieron una vía para tirar del hilo hacia otros cargos vinculados con esta firma.

La segunda fase de la operación derivó en la imputación de dos personas y la detención de cinco, de las que tres ingresaron en prisión. La juez dejó en libertad sin fianza al director comercial de Fitonovo, Juan Andrés Bruguera, y a un empleado de la empresa Jardines y Riegos Al-Andalus, imputado de un delito de cohecho. Además, el cargo más relevante afectado por esta operación fue el director del área de Medio Ambiente, Joaquín Peña, destituido de manera fulminante por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP).