Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Ourense endosó al Plan E aceras de su casa que debía pagar él

Agustín Fernández votó a favor de la obra en la Junta de Gobierno local

El PP ha denunciado los hechos ante la Fiscalía

Al alcalde socialista de Ourense se le ha atragantado la acera que pisa todas las mañanas. El Ayuntamiento pagó en 2009 con dinero del Plan E la urbanización de la vivienda de Agustín Fernández que debía haber sufragado él. El regidor había depositado años atrás un aval bancario de 10.600 euros porque la licencia concedida a su casa quedó condicionada a la ejecución de la acera, ya que la parcela no reunía la condición de solar.

Pero la junta de gobierno local del 5 de marzo de 2009 aprobó, con el voto de Fernández incluido, la “mejora de aceras, calzada y servicios en la calle Clara Corral Aller”, la del regidor, por 227.000 euros. Fernández era entonces concejal de Hacienda. Dos meses después de finalizar la obra, una junta de gobierno en la que el ahora alcalde sí se abstuvo ordenó la devolución del aval basándose en dos informes, uno de ellos elaborado por Bienvenido Rodríguez, un técnico municipal que es miembro de la ejecutiva local del PSdeG.

El PP considera lo sucedido un escándalo. Por eso ayer por la mañana presentó una denuncia ante la fiscalía por supuesta malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y prevaricación. Los populares exigen su dimisión inmediata y apuntan judicialmente con algo que consideran clave: la presencia del alcalde en la junta de gobierno que aprobó una obra que afectaba a su propia vivienda.

Acta de devolución del aval al actual Alcalde ampliar foto
Acta de devolución del aval al actual Alcalde

El portavoz popular, Rosendo Fernández, considera esta actitud “poco ejemplarizante” porque consiguió “un bingo en toda regla” con “un técnico que le hacía informes a medida”. Y al alcalde respondió acusando a los conservadores de practicar terrorismo político. Fernández proclamó que la denuncia del PP “es terrorismo político que utiliza un asunto personal para aniquilar a las personas” y explicó que no urbanizó la casa porque “técnicamente era imposible ya que había un proyecto inejecutable” debido a cambios en las alineaciones introducidos por el último plan de urbanismo. El alcalde anunció visiblemente enfadado que ejercitará las acciones legales que considere oportunas y aclaró que el Ayuntamiento también devolvió avales a otros vecinos en situaciones similares.

Obra con irregularidades

La reforma de la calle del alcalde socialista de Ourense denunciada por el Partido Popular ante la fiscalía no fue regular para el Gobierno central. Y por eso el Ejecutivo reclamó la devolución de dinero allí invertido. En 2012, la Administración central solicitó al Ayuntamiento ourensano la devolución de 30.100 euros empleados en este proyecto “por haber incluido gastos no subvencionables”. El proyecto financiado con el Plan E incluyó la renovación de las aceras, el asfalto y los servicios generales.

Las obras, que fueron adjudicadas a través de un procedimiento negociado sin publicidad, fueron presupuestadas inicialmente en 197.000 euros más IVA, lo que elevó el total a 227.000 euros. Posteriormente a la adjudicación definitiva, el gobierno local del PSOE aprobó “mejoras” y el gasto final en la calle en la que está la casa del alcalde ascendió a los 263.000 euros. Si el coste sin impuestos aprobado en la adjudicación hubiese superado los 200.000 euros, el Ayuntamiento de Ourense no podría haber formalizado una adjudicación de las obras sin publicidad.

Asimismo Fernández matizó su actuación en las votaciones municipales: “Si me tengo que abstener en la Junta de Gobierno que aprobó la urbanización de mi calle, tengo que abstenerme en todo, incluso con el PXOM o la recogida de basura. Y si me abstuve en la devolución del aval fue porque en ese caso sí tenía un interés particular”. El alcalde preguntó a los periodistas: “¿Por qué tendría que abstenerme en la aprobación de la urbanización con fondos públicos de una calle en la que vivimos más de 20 vecinos?”. Pero el PP no es el único que ha puesto el foco sobre el alcalde. Según ha podido comprobar este diario, el interventor municipal ultima un informe con el que pretende reclamar al regidor el reintegro de 28.000 euros, tras la valoración proporcional del coste de las obras de urbanización que fueron financiadas a través del Fondo Estatal de Inversión Local. Por eso, el pasado 12 de marzo la Intervención solicitó un informe a la Concejalía de Urbanismo. Su titular, Áurea Soto, respondió “felicitándole” por el “interés mostrado” y anunciándole que “estudiará la imposición de contribuciones especiales a todos los vecinos”. La concejal del gobierno de Fernández también reclama al alto funcionario que explique por qué solo se ha interesado por la devolución de avales en la zona donde reside el alcalde.

La obra de urbanización de su propia calle no es la primera que ocasiona problemas al alcalde ourensano. Todos los concejales de la junta de gobierno de 2008 están imputados por presunta prevaricación por adjudicar a dedo y sin publicidad la reforma de una calle por 600.000 euros, a una empresa de la que es directivo un miembro de la ejecutiva local del PSdeG que a su vez ocupó el puesto 14 en las lista socialista de las últimas elecciones municipales. El juez que investiga este caso indaga también en la reurbanización de una plaza que aprobó en aquella misma sesión la junta de gobierno de Ourense siguiendo idéntico procedimiento.

 

El alcalde denuncia “terrorismo político”

No hay nada penal y es todo una mentira. El alcalde socialista de Ourense se defiende tras hacerse público que el Ayuntamiento construyó en 2009 (entonces era edil de Hacienda) las aceras de su vivienda unifamiliar con dinero del Plan E, a pesar de que el regidor había depositado un aval bancario para ejecutar esa obra, aval que le fue devuelto tras aprobarlo la Junta de Gobierno. El PP ha denunciado el asunto en la fiscalía esta mañana y el interventor municipal reclamará al regidor del PSdeG-PSOE 29.000 euros por las obras pagadas con fondos públicos.

"Esto es terrorismo político utilizando un asunto personal del alcalde para aniquilar a este gobierno municipal", ha asegurado Agustín Fernández visiblemente enfadado. "Cuando no hay argumentos políticos se hurga en la vida personal", insistió. "Si no urbanicé el entorno de mi casa fue porque técnicamente era imposible", aclaró en una rueda de prensa en la que también explicó que vive en una calle con más vecinos urbanizada por el Ayuntamiento por lo que ningún vecino pagó esos gastos. "O pagamos todos o nadie", aclaró.

Según la documentación entregada a la fiscalía por los populares, el alcalde no se abstuvo en la votación de la Junta de Gobierno que aprobó la obra de urbanización. Sí se abstuvo en la votación en la que esa misma junta acordó devolverle el aval bancario depositado para garantizar la obra. Fernández ha matizado su actuación en estas votaciones: "Si me tengo que abstener en la Junta de Gobierno que aprobó la urbanización de mi calle, tengo que abstenerme en todo, incluso con el PGOM o la recogida de basura. Y si me abstuve en la devolución del aval fue porque en ese caso sí tenía un interés particular".

El alcalde ourensano aseguró que estamos ante un simple asunto administrativo. "La calle daba pena a pesar de que es el centro de la ciudad", aseveró en varias ocasiones. También ha anunciado que ejercitará las medidas legales que considere oportunas. Por su parte, la edil de Urbanismo, Áurea Soto, explicó que "en ninguna obra cargamos a los propietarios estos costes". Por eso ha remitido un escrito al interventor en el que “felicita” al alto funcionario por el “interés mostrado aunque tardío” y en el que le anuncia que su concejalía “estudiará la imposición de contribuciones especiales para todos los vecinos de Ourense”, tal y como reclama la intervención al alcalde en lo que considera “una iniciativa novedosa”. La edil también se ha preguntado: "¿Quería el PP que tuviésemos un tratamiento distinto con el alcalde con respecto al resto de vecinos?".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información