Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
acción social

¿A la tercera va la vencida?

EH Bildu ha intentado en tres ocasiones que prospere una iniciativa contra los recortes

La reforma de la ley para la Garantía de Ingresos y la Inclusión Social aprobada en 2011 gracias a la mayoría que entonces sumaban PSE y PP, que supuso restringir el acceso a las ayudas a determinados sectores de la sociedad —los inmigrantes—, endurecer las obligaciones a quienes las reciben con tareas como trabajos para la comunidad que empezarán a probarse este año, no gusta a EH Bildu. La coalición lleva registradas desde diciembre de 2012, nada menos que tres proposiciones de ley para borrar esos recortes —en su conjunto, la Cámara lleva registradas en total doce propuestas legislativas de los partidos—.

La última ha cosechado el criterio desfavorable del Gobierno, al igual que el segundo intento, cuya tramitación fue cortada por la Mesa del Legislativo tras un informe del Gobierno que advertía de que la modificación tendría incidencia en el presupuesto de este año. El primero fue rechazado en el primer paso de la tramitación sin siquiera solicitar la opinión del Ejecutivo.

El tercer intento recoge que se apliquen los cambios a partir de 2015, de manera que elude lo que EH Bildu interpretó como un “veto” del Ejecutivo con su segunda iniciativa. Esta vez, el criterio desfavorable mantiene el mismo argumento económico. El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, resaltó el pasado martes que, de cara al próximo ejercicio, no esperan cambios sustanciales en el panorama económico y que, por tanto, una ley más “laxa” obligaría a un “incremento” del dinero que se debiera invertir en la RGI, que tendría que ser detraído de otras áreas. Además, aconsejó dar “estabilidad en el tiempo” a la última reforma legal, de hace poco más de dos años.