Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una víctima del Valdeluz asegura que la Comunidad le dijo que no denunciara

El Gobierno regional madrileño rechaza estas acusaciones y mantiene que a la joven no la atendieron los abogados del centro

El abogado del director y del jefe de estudios pedirán la anulación de la declaración por la que fueron imputados por encubrimiento

De derecha a izquierda, el exdirector del Valdeluz y el exjefe de estudios, tras salir de los juzgados.
De derecha a izquierda, el exdirector del Valdeluz y el exjefe de estudios, tras salir de los juzgados.

Una psicóloga y la asesoría jurídica del Centro Especializado de Intervención en Abuso Sexual Infantil (CIASI), dependiente del Instituto del Menor y de la Familia y de la Consejería de Asuntos Sociales, recomendaron a la menor que fue atendida entre 2007 y 2008 que no denunciara los supuestos abusos sexuales sufrido por parte de su profesor de música, Andrés Díez Díez, en la academia Melodía Siglo XXI. Así al menos lo ha declarado la propia víctima ante el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Madrid, Hermenegildo Barreda. El Gobierno regional madrileño niega estos hechos y asegura que se le dio toda la información de los procesos que podía iniciar. Fueron la propia menor y sus padres los que se negaron a acudir a la policía o la justicia.

La menor tenía 18 años cuando terminó el tratamiento. Esta mañana ha declarado ante el juez y las partes personadas en el caso que los responsables del CIASI —incluida la asesoría jurídica— que no acudiera a la justicia porque su testimonio no resultaría creíble ni podría demostrar los supuestos malos tratos por parte del profesor del colegio concertado religioso Valdeluz y de la academia de música Melodía Siglo XXI. La joven ha testificado durante cerca de una hora y ha salido llorando de la sala de vistas.

“Es inexplicable e incomprensible esta actitud de la Comunidad de Madrid y vamos a pedir que vengan a declarar para que expliquen todos estos extremos”, ha destacado el abogado Ramón Muñoz, que representa al profesor imputado.

La Comunidad de Madrid ha asegurado que nadie de la Consejería le dijo que no denunciara. De hecho, la menor (ahora tiene 24 años) no fue asesorada por los abogados del CIASI. Las tres letradas han hecho una declaración jurada de que no la habían atendido. En el informe final de este centro tampoco consta que se le recomendara no denunciar. Una de las áreas tratadas durante el tratamiento fue si resultaba conveniente o no denunciar.

El exdirector del colegio concertado religioso Valdeluz, Eustaquio Iglesias, y el exjefe de estudios, Juan José de Cossío, también han sido citados esta mañana. Ambos han negado ante el titular del Juzgado nº 13 de Madrid que conocieran los supuestos abusos sexuales por parte del profesor de Filosofía y Música, Andrés Díez Díez, ocurridos desde hace una decena de años. Su abogado defensor ha anunciado que pedirá la anulación de la declaración que efectuaron ante la policía, por la que fueron imputados de un delito de encubrimiento. Según el letrado, Jesús Mandri, no se hizo con las debidas garantías legales ya que fueron citados como testigos.

El primero en testificar ha sido Juan José de Cossío, que ha estado delante del magistrado una media hora. Después le ha seguido el exdirector, que ha testificado durante unos 20 minutos. A la salida, su abogado ha explicado que ninguno de los dos se ha ratificado en la declaración ante la policía porque no hay ningún encubrimiento ni ningún conocimiento de posibles abusos por parte de Díez. En todo momento el letrado se ha referido a un comunicado aislado que dio una chica en 2007 y que “carecía de índole sexual”. “Se trataba de una mala relación con este profesor y no se tomó ninguna medida porque por la materia y los grupos no le volvería a dar clase el año siguiente”, ha destacado Mandri.

Este ha señalado que, en su opinión, no deberían estar imputados porque la policía les llamó en calidad de testigos, sin la presencia de un abogado, pese a que tenían sospechas sobre su posible imputación. “Es incomprensible todo el lío que se ha montado y que acudan todas las chicas en bloque y a la misma vez a denunciar”, ha explicado el letrado.

El abogado de los exdirectivos ha explicado que, en su opinión, no ha existido ningún delito y que, en caso de que se hubiese producido, ya habría prescrito por el transcurso del tiempo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram