Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gürtel pagó el ‘stand’ de Jerez en Fitur antes de que se adjudicara

Correa presentó la documentación para la feria después de su celebración

Espectáculo organizado por Jerez para Fitur en la Plaza Mayor en 2004.
Espectáculo organizado por Jerez para Fitur en la Plaza Mayor en 2004.

Era junio del año 2003 cuando María José García Pelayo juraba el cargo como alcaldesa de Jerez. La candidata del PP se sentaba por primera vez en el sillón consistorial tras firmar in extremis un pacto de gobierno con Pedro Pacheco, el regidor de la ciudad durante los 24 años anteriores. Los populares gobernaban Jerez por primera vez y la Feria Internacional de Turismo de Madrid de 2004 (Fitur) era la primera ocasión para proyectar al exterior una nueva imagen de la ciudad. Vivencia, Esencia Venencia fue el eslogan elegido para presentar Jerez en Madrid. La regidora y su equipo no se limitaron a ubicar un stand en Ifema. Para impulsar los pilares turísticos del municipio, el Consistorio organizó espectáculos ecuestres en la plaza Mayor de la capital y llevó el flamenco al parque del Retiro.

Pelayo, en calidad de presidenta del órgano municipal Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad (IPDC), adjudicó los trabajos el 15 de enero de 2004 por procedimiento negociado y sin publicidad, a dos empresas de la trama Gürtel, Special Events y Down Town, con un coste para las arcas públicas de 214.027,45 euros. ¿Por qué se adjudicó de urgencia y por tanto sin concurso público? Porque, según justificó por escrito el director del IPDC, el Ayuntamiento no dispuso de financiación para el evento hasta el 10 de diciembre de 2003 gracias al Plan de Excelencia Turística.

Más de diez años después de aquel Fitur, la Policía Judicial ha emitido un informe en el que detecta "irregularidades" en el proceso de contratación. Desde que el pasado martes se hiciera público el documento policial, el gobierno municipal jerezano ha defendido, a diario, que la alcaldesa Pelayo actuó "dentro de la legalidad" y con "todos los informes técnicos favorables". "La gestión de García Pelayo es impoluta", han defendido desde el PP.

Si bien es cierto que las adjudicaciones por la vía de urgencia contaron con el aval del secretario municipal, hay cuestiones denunciadas por la policía que no aclaran los populares. El 8 de enero de 2004 Pelayo firmó una resolución para disponer "la apertura del procedimiento negociado sin publicidad" con el fin de adjudicar la presencia de Jerez en Fitur. Sin embargo, el informe de la Unidad Central de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) recoge el presupuesto que, ya un día antes, la empresa Dymaco SL envió a la firma de Francisco Correa Special Events "por la fabricación, montaje y desmontaje del stand de Jerez para Fitur 2004" por importe de 34.317 euros. Hubo un presupuesto incluso anterior, del 30 de diciembre de 2003. Además, Dymaco cobró el 50% del montaje de la infraestructura de Jerez en Madrid, el 12 de enero de 2004, tres días antes de que Pelayo firmara la resolución para adjudicar los trabajos a Special Events y cuatro jornadas antes de que el IPDC notificara a la empresa de la red Gürtel que había resultado ser la adjudicataria del contrato. Hay más ejemplos. Antes de la adjudicación municipal, la empresa de la trama corrupta pidió tarifa para el stand de Jerez a Serviferia y trabajó en la contratación de la póliza de seguros de accidente del evento turístico. La UDEF también denuncia que la documentación que las empresas de Correa tuvieron que realizar para presentarse a los concursos negociados sin publicidad en Jerez "fue elaborada y entregada una vez ejecutados los trabajos" y casi un mes después de la celebración de Fitur.

El informe policial se suma al que ya emitieron los peritos judiciales el 25 de marzo de 2011. En ese escrito subrayaron que un técnico municipal, ya en noviembre de 2003, recogía en manuscritos el proyecto de Jerez en Fitur; o que el Consejo Rector del IPDC aprobó la contratación a las empresas de Gurtel el 24 de marzo de 2004, casi dos meses después de la feria de turismo, pese a que, según certificó la interventora municipal el 8 de enero de 2004, era "el órgano competente".

Las conclusiones de los peritos judiciales fueron trasladadas al juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira, quien, en un auto el 30 de marzo de 2011, archivó la denuncia presentada por el PSOE contra Pelayo. El magistrado no llegó a admitirla a trámite. "No aparecen indicios suficientes para imputar delitos a Pelayo". "De la misma forma que se rechazó por el TSJM conocer las vicisitudes del caso Correa en Valencia, procede rechazar el conocimiento de las actuaciones en Madrid derivadas de las actuaciones en Andalucía", rezaba la resolución.

La UDEF aporta ahora nueva documentación y recomienda tomar declaración a Isidro Cuberos, intermediario entre el Ayuntamiento y Gürtel para la organización de Fitur 2004. Cuberos fue dirigente del PP y jefe de prensa de Javier Arenas. Las "irregularidades" detectadas por la policía ya han sido trasladadas al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.