Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un partido para “la crisis nacionalista”

Arantza Quiroga quiere que el partido aproveche el congreso para reciclarse

Tras las peleas internas, llega el momento de hacer política. Arantza Quiroga, líder del PP del País vasco, aprovechará esta mañana el discurso de defensa de su candidatura para ofrecer alguna de las claves del proyecto que quiere levantar tras ser ratificada por la militancia al frente de la formación.

Quiroga quiere que este congreso sirva para que el partido se recicle y se convierta en la formación mejor preparada para afrontar la situación política “cuando entre en crisis el nacionalismo”, según fuentes de su equipo.

"No hay partido en Euskadi que haya hecho el movimiento de resituarse en las claves en las que va el mundo”, no solo en la gestión del fin de ETA, sino también en la salida de la crisis, y el PP debe ser el primero en ese camino. Esa será otra de las ideas que manejará en su intervención. Ello entraña un riesgo que el partido debe afrontar con ambición y determinación, abundará.

Quiroga dejará un hueco en su discurso para referirse “en términos constructivos” a la crisis que ha vivido el partido este último mes, tras su decisión de relevar a Iñaki Oyarzábal como su número dos. La presidenta y su nueva secretaria general, Nerea Llanos, tienen que terminar de definir sus ideas para el puesto, desde su coincidencia “total” en “la necesidad de sacar el partido a la calle”, en palabras de la segunda.

El congreso arrancó con el debate de las enmiendas presentadas a la ponencia política, redactada por Borja Sémper, y económica, de Antón Damborenea, todas las cuales decayeron. Ambas ponencias serán aprobadas esta mañana en el plenario.