Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marineros de la flota de cerco piden la dimisión de Cañete y Quintana

Más de mil trabajadores han reclamado por las calles de A Coruña un reparto "justo"

Unos mil marineros de la flota de cerco gallega han reclamado la dimisión del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y de la conselleira do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, durante la manifestación que han secundado por las calles de A Coruña para reclamar un reparto "justo" de la cuota de caballa y jurel.

La movilización, que comenzó en torno a las 07.30 horas con un corte de tráfico durante unos minutos en el puente de A Pasaxe y finalizó en torno a las 12.00 horas, ha transcurrido sin incidentes, salvo el destrozo de algunas papeleras por la colocación en su interior de petardos, que tiraron durante todo el recorrido. También hubo momentos puntuales de enfrentamiento verbal de algunos manifestantes con la Policía cuando los agentes antidisturbios desplegados, -casi medio centenar les acompañaron en el recorrido- intentaban que facilitasen el acceso de los vehículos por uno de los carriles de entrada en el centro de la ciudad.

En su recorrido, han hecho sonar también sus bocinas y coreado lemas como "queremos trabajar, no robar", "no somos delincuentes, queremos trabajar". Además, han tirado petardos, que, en algunos casos, han colocado en algunas papeleras y contenedores, alguno de vidrio, provocando pequeños daños. Ante la Casa del Mar, donde están las dependencias provinciales de la Consellería do Mar, y ante la Delegación del Gobierno en Galicia, han pedido la dimisión del ministro de Agricultura y de la conselleira do Mar, a los que culpan de la situación del sector.

Toda la protesta ha transcurrido con un amplio despliegue policial. Así, una veintena de agentes antidisturbios custodiaban el edificio de la Casa del Mar y lo mismo hicieron ante la Delegación del Gobierno en Galicia. En declaraciones a los periodistas, los participantes en la protesta han exigido un reparto "lineal", por tripulante, de la cuota de jurel y de caballa en lugar de por barco. "Queremos pescar y con lo que nos dan no podemos", ha asegurado Jesús Pérez, patrón de Portosín (A Coruña). A estas palabras, se ha sumado también Antonio González, armador de Vigo, quien ha criticado que "al País Vasco se le dé el 70% de la caballa y a nosotros, siendo el doble de barcos, nos dan el 25%". En la misma línea, Carlos Pose, armador de Malpica, ha apuntado que el año pasado la cuota de caballa para el cantábrico noroeste era de "6.000 kilos diarios por barco" y que ahora es de "2.000 kilos para todo el año".

En el caso del jurel, ha señalado que se ha pasado "de 24.000 kilos a la semana a 20.000 todo el año", ha recalcado. Además, ha criticado que al País Vasco se le dé "el 48% de la cuota" cuando en Galicia, según el sector, no alcanza el 25%. "A la gente la quieren matar y no la dejan trabajar", ha dicho también Juan José Blanco, armador de Portosín, quien ha acusado a la Xunta y al Gobierno central de "vender" en Bruselas la cuota gallega "por dinero", ha apostillado. Para este sábado, el sector, que aglutina a unos 155 barcos, han convocado una reunión de armadores en Portosín (A Coruña), según han avanzado tras dar por finalizada la protesta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >