El PP se tambalea en Castelldefels

Reyes, en minoría tras romper con CDC, se ve obligado a prorrogar los Presupuestos de 2013 La oposición y sus socios votan contra de la reforma del aborto y Ley de la Reforma Local

Manuel Reyes, alcalde de Castelldefels.
Manuel Reyes, alcalde de Castelldefels.

El popular Manuel Reyes, alcalde de Castelldefells, está pasando el momento más crítico desde que accedió a la alcaldía en 2011. Tras quedar en minoría en diciembre por la ruptura de la alianza con Convergència Democràtica, el gobierno municipal (12 ediles) está a expensas de los acuerdos que pueda alcanzar la oposición (13 concejales). El equipo de Reyes se vio obligado este jueves a prorrogar los Presupuestos de 2013 al no sellar un pacto con ninguna fuerza y perdió dos mociones especialmente simbólicas por cuanto se referían a proyectos estrellas de Mariano Rajoy. La oposición impuso su criterio y logró la aprobar el rechazo al anteproyecto de reforma de la ley del aborto impulsada por el ministro Alberto Ruiz-Gallardón e interponer un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional contra la Ley de la Racionalización y Sostenibilidad de Administración Local (LREC).

No me gustan esas votaciones pero es lo que tienen las mayorías", dice resignado el alcalde

Las dos derrotas fueron especialmente sangrantes para el PP porque sus ocho ediles se quedaron solos en la defensa de los textos. Los populares gobiernan con dos concejales de la AVVIC (Asociación de Vecinos y Vecinas Independientes de Castelldefels), un edil de Unió y un tránsfuga de Convergència y todos sus socios se alinearon en bloque con la oposición (siete del PSC, tres de Iniciativa, uno de Convergència y un edil no adscrito porque el otro se ausentó de la votación). Pero no solo el equipo de Reyes perdió esas mociones. El pleno también acordó, a instancias de los ecosocialistas, que la junta de gobierno le devuelva un listado de competencias al no reflejar ya la mayoría de la cámara.

El Plano obliga a la Junta de Gobierno a que le devuelva un listado de competencias

“No me gusta pero es lo que tienen las mayorías”, afirmó Reyes, con resignación, antes del Pleno, convencido de que no podía hacer frente a esas mociones. Considerado por la dirección del Partido Popular como uno de sus mejores botines en las elecciones municipales de 2011, el poder popular en Castelldefels se tambalea cuando queda un año largo para la próxima cita electoral. Reyes fue nombrado alcalde por ser el candidato de la lista más votada con ocho ediles. En la Diada de 2011, selló un acuerdo con los cinco de Convergència que le sustentaron, junto a los dos de la AVVIC, una cómoda mayoría. Pero esa alianza se resquebrajó en abril de 2013 cuando la cabeza de lista de CDC, Anna Pérez, y el número cinco, Alberto Sàenz, entonces regidor de Hacienda, que eran pareja, abandonaron el equipo de gobierno tras ser éste denunciado por la tesorera del Ayuntamiento por mobbing laboral. Los dos son ahora concejales no adscritos a ningún grupo. El apoyo de CiU se redujo entonces de cinco a tres ediles y quedó dinamitado en octubre cuando decidió romper la alianza por las abismales divergencias en el proceso soberanista. Reyes dice que se enteró por la prensa de la ruptura del pacto. De los tres regidores nacionalistas, cada uno siguió su camino: David Grau (Unió) permaneció en el gobierno y el ya exconvergente Santiago Barona, también y ahora ya expulsado por CDC al ser considerado un tránsfuga. Convergència solo tiene ahora a un concejal.

El PP dice que Reyes puede gobernar en minoría igual que Trias en Barcelona
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La dirección popular intenta minimizar la delicada situación en Castelldefels y la equipara a la que vive Xavier Trias en el Ayuntamiento de Barcelona donde también dirige la institución en minoría. “Es exactamente lo mismo. Se puede gobernar igual”, señalan fuentes del partido. “De hecho, ya gobernamos solos unos meses”, incide Reyes, que piensa continuar en su cargo el resto del mandato y batallar por conseguir un pacto para presupuestar las inversiones. El alcalde reprocha a la oposición su cerrazón para no pactar los Presupuestos que, a su juicio, implicarán una pérdida de dos millones de euros en los Presupuestos al volver a ser de 51 y no de 53. A su juicio, la dirección de Convergència impuso la ruptura del pacto de gobierno porque hasta ese momento habían gobernado sin problemas y pactado grandes temas ciudadanos como la nueva contrata de basuras, la reforma del paseo marítimo o la iluminación de un barrio. “Está claro que CDC quiere echar al PP de todas las instituciones. Nosotros no nos hemos movido ni un ápice”, asegura.

La oposición de izquierdas no lo ve precisamente igual y acusa al equipo de gobierno de inmovilismo y de querer ocuparse básicamente de limpiar la imagen de la ciudad en lugar de reforzar las políticas sociales para mitigar los efectos de la crisis y de no incentivar las políticas de reactivación económica. “Hay una falta de liderazgo. Ha habido 19 cambios de gobierno y han sido incapaces de negociar los Presupuestos y son incapaces de aplicar el plan de actuación municipal”, señala  Candela López, edil de Iniciativa. La ecosocialista sostiene que la oposición quiere hacer visible que la ciudad es “ingobernable” y por ello están elaborando un manifiesto para que lo firmen las entidades sociales con el objetivo de proponer un plan alternativo para lo que resta de mandato.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS