Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra reclama a las exconsejeras procesadas por Gürtel que dejen el escaño

Las dos diputadas se sentarán en el banquillo por los contratos de Fitur con la trama Gürtel

La alcaldesa de Novelda no piensa dimitir

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, esta mañana en la inauguración de una jornada sobre I+ D+i.
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, esta mañana en la inauguración de una jornada sobre I+ D+i.

Las exconsejeras de Turismo Milagrosa Martínez y Angélica Such, que se sentarán en el banquillo a partir del 31 de marzo por los contratos de Fitur con la trama Gürtel, deben dejar el escaño que ocupan en el Parlamento valenciano. Así lo ha reclamado hoy el presidente de la Generalitat y del PP valenciano, Alberto Fabra, que ha anunciado: "Debemos ser ejemplares y aqui también lo debemos demostrar y dejar fuera personas que están en procesos judiciales". "Y en pocos días les podremos avanzar alguna cosa", ha sentenciado tras acudir a un acto en la sede de la patronal valenciana, Cierval.

Previamente, el jefe del Consell había asegurado en una entrevista en la Cope que, si antes de las elecciones europeas algunos de los diputados populares valencianos imputados en distintas causas pasan a ser procesados, y ello es por temas de corrupción, "tendrán que dejar el escaño o por lo menos no estarán en el Grupo Popular".

Martínez y Such llevan más de un año procesadas por el fraude en la contratación de Orange Market -la franquicia valenciana de Gürtel- para montar los pabellones de la Comunidad Valenciana en la feria de turismo entre 2005 y 2009, por los que la red corrupta cobró cinco millones de euros.  Cuando en enero de 2013 la Fiscalía pidió para la primera 11 años de cárcel y nueve de inhabilitación especial para la segunda, Fabra decidió no adoptar ninguna medida hasta que hubiera sentencia condenatoria.

Pero la decisión del Tribunal Superior de Justicia valenciano de fijar fecha y hora para iniciar el juicio contra las exconsejeras y la cúpula de Gürtel, entre otros procesados, ha llevado a Fabra a subrayar sus líneas rojas ante la corrupción y reclamar el escaño a las ahora diputadas autonómicas, en sintonía con los deseos de la dirección nacional del partido.

Fabra ha insistido en que las personas que están imputadas por casos de corrupción "no deben formar parte de ninguna lista" electoral. En el Grupo Popular de las Cortes Valencianas se sientan ahora ocho imputados.

"Tenemos casos de corrupción en la Comunidad Valenciana, pero como en el resto del territorio nacional", ha sostenido Fabra, quien ha defendido que están "colaborando con la justicia y poniendo los instrumentos necesarios dentro de la Administración y el partido para que esas situaciones no se vuelvan a producir".

En esa línea, el presidente valenciano ha recordado que ha "mantenido una línea" por la que los implicados en procesos judiciales "no pueden tener representatividad ni en el Gobierno, ni el partido, ni en cargos de dirección dentro del grupo parlamentario".

Martínez no se va

Fuentes cercanas a la exconsejera Milagrosa Martínez han afirmado tras conocer las declaraciones de Fabra que la también alcaldesa de Novelda está centrada en defenderse de las acusaciones de corrupción en el juicio y que no tiene de momento intención de dejar el escaño.