Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell recorta las ayudas al centro de mujeres maltratadas de Valencia

La Consejería de Bienestar Social reduce el presupuesto un 26% y la plantilla un 41%

Comisiones Obreras recurrirá los recortes

En el centro de acogida de mujeres del barrio valenciano de Campanar viven 30 personas que han sido maltratadas o están en riesgo de exclusión social. Allí se intenta conseguir un trabajo para las madres y se da apoyo en la atención a sus hijos menores para lograr su plena integración. La contrata de gestión de este centro, de titularidad pública, expiró en 2013 y en la nueva licitación la Consejería de Bienestar social exige que se cubran los mismos servicios con un 41% menos de personal y un 26% menos de presupuesto.

Aunque la consejería argumenta que la plantilla estaba “sobredimensionada”, Comisiones Obreras (CC OO) ya ha anunciado que recurrirá esta decisión porque pone en riesgo la correcta atención a las familias de un centro que se queda, incluso, sin cocinera.

La Consejería de Bienestar Social dispone de tres centros de acogida de mujeres en la Comunidad Valenciana: uno en cada provincia. El de Valencia, de titularidad pública y gestión privada, tiene una plantilla de 17 personas. Según explicó este martes Alfonso Valero, portavoz de Comisiones Obreras, los trabajadores del centro realizan también tareas de acompañamiento cuando las mujeres, algunas amenazadas, necesitan hacer trámites o acudir a los juzgados.

El contrato con la actual empresa gestora finalizó en 2013 y la nueva licitación, publicada el pasado día 19 de febrero, plantea un recorte del 26% del presupuesto y del 41% de personal. De esta manera, el centro dejará de disponer de 734.088 euros anuales a contar con 542.572,5 euros al año. La plantilla se reducirá de 17 a 10 trabajadores y entre las plazas recortadas, están cuatro de las seis trabajadoras de los servicios generales, la cocinera y una educadora infantil.

La consejería dice que los servicios podrán ser externalizados

Comisiones Obreras plantea que si se exige a la adjudicataria cubrir el servicio de lavandería, limpieza, mantenimiento, recepción y vigilancia del centro, “¿cómo pueden prescindir de cuatro de las seis trabajadoras de servicios generales?”. Además, en un centro en el que viven niños en riesgo de exclusión social, el sindicato no comprende por qué la Administración elimina la educadora infantil. Con menos personal y menos presupuesto, ¿tendrán las mujeres que encargarse del mantenimiento?

Bienestar Social asegura que “el centro seguirá ofreciendo los servicios de cocina y limpieza, que podrán ser externalizados, sin la necesidad de que figuren en plantilla” los trabajadores que se dediquen a ello. Además, asegura que el número de trabajadores es mayor del mínimo exigido por la normativa.

“El pliego no dice que las usuarias tengan que limpiar y tampoco dice no se pueda subcontratar. Pero ya no se puntúan las mejoras, sino la oferta económicamente más ventajosa”, explicó Alfonso Valero. “Entonces, ¿cómo se podrá encima subcontratar la cocina si hay un 26% menos de presupuesto?”, criticó. Además, “que no se pueda subcontratar pero con un presupuesto que es un 26% menor que el anterior es imposible”.

Comisiones Obreras explica que con la nueva dotación de plantilla prevista por la Administración, cubrir las 24 horas del día solo será posible si durante la noche trabaja una sola persona. Valero plantea que es “arriesgado” que en un centro en el que viven familias desestructuradas y mujeres cuyo paradero no debe ser conocido por sus maltratadores, solo haya una persona durante la noche.

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, argumentó el cierre de Ràdio Televisió Valenciana en su supuesta negativa a hacer recortes sociales como los que denuncia Comisiones Obreras. Alfonso lo ha criticado de forma sarcástica: “Pues menos mal que ha cerrado RTVV porque si no...”. Aunque Comisiones Obreras ha anunciado que recurrirá las condiciones de esta licitación, temen que las próximas que se publiquen para los dos centros de acogida en Castellón y Alicante sigan el mismo patrón. “Estos recortes van destinados a que dentro de cuatro años se supriman todos estos servicios. Este es el primer centro que licita y va a marcar el camino de la futura atención a las mujeres”.