Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laboral Kutxa vuelve a ganar 34 días después ante un rival inofensivo

Los baskonistas vuelven por la senda de los triunfos (84-68) tras cosechar ocho derrotas seguidas

El alero del Laboral Kutxa San Emeterio trata de capturar un rebote ante el pívot bosnio Nedzad Sinanovic.
El alero del Laboral Kutxa San Emeterio trata de capturar un rebote ante el pívot bosnio Nedzad Sinanovic. efe

El Laboral Kutxa volvió a recuperar la senda del triunfo después de 34 días y encajar ocho derrotas consecutivas. No pudo encontrar mejor ocasión que la visita de un inofensivo Baloncesto Valladolid al Buesa Arena para saber lo que era volver a ganar un encuentro.

Laboral Kutxa aprovechó la visita de un rival en tan mala situación como él para marcar territorio y poner tierra de por medio desde los primeros minutos hacia un reparador triunfo para los de Sergio Scariolo. Ya para el minuto seis dominaban los vitorianos, doblando a los de Ricard Casas con un contundente 16-8. No les costó a los de Scariolo empezar a manejar el luminoso con un contundente 25-14 al final del primer cuarto.

Sobre el parqué se juntaron dos equipos como los vitorianos huérfanos de los puntos de la estrella de la NBA Lamar Odom, mientras los pucelanos se presentaron en el Buesa Arena con siete derrotas consecutivas en las últimas semanas. El equipo de Scariolo quiso poner tierra de por medio cuanto antes para tratar de asegurar al fin una plácida victoria después de un mes de tortura y malos resultados.

No pudo poner resistencia el segundo cuarto el equipo vallisoletano en un segundo cuarto donde poco a poco fue poniendo tierra de por medio son un endeble rival vallisoletano que se fue cayendo con el paso de los minutos sin oponer resistencia. Los de Sergio Scariolo fueron poniendo distancia para evitar el sufrimiento y la emoción antes de llegar al intermedio con los puntos de Pleiss y Nocioni que siempre acuden al rescate del equipo vitoriano.

A pesar de no estar en la mejor de sus velocidades el equipo vitoriano dio el estirón definitivo antes de llegar al descanso con un clarividente 50-35. Poco a poco los vitorianos fueron abriendo la brecha definitiva para ir asegurando el triunfo e ir minando la resistencia y moral de un equipo vallisoletano que con el paso de los minutos se fue viniendo cada vez a menos.

Con 65-51 se abrió el último cuarto mientras se fue agrandando la brecha para un Baskonia que recibió con alegría la vuelta a la senda de la victoria. No hubo más historia en un partido donde el Baskona aprovechó para volver a la senda de la victoria ante un Valladolid que siguió su proceso de desangrado hacia una categoría inferior en el baloncesto nacional.

Al final no hubo color y el Baskonia pudo al fin retornar a la senda de la victoria a pesar de ser el rival más débil de la Liga Endesa.

Laboral Kutxa, 84 - Valladolid, 68

Laboral Kutxa (25+25+15+19): Heurtel (9), Causeur (12), San Emeterio (7), Nocioni (10), Pleiss (16)-cinco inicial- Jelinek (7), Mainoldi (6), Diop (2), Van Oostrum (5).

Baloncesto Valladolid (14+21+16+16): Martínez (2), Rowe, Johnson (14), Wiljhansom (6), Haritopoulos (10)-cinco inicial-, Pozas (11), Cvetenovic (5), Drenovac, Sinanovic (6), Andrusij (13).

Árbitros: Pérez Pérez, Castillo, Aliaga. Sin eliminados.