Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calparsoro dice que la ‘vía Nanclares’ demuestra que la reinserción es posible

El fiscal del País Vasco reconoce que así lo permite la actual legislación penitenciaria

Juan Calparsoro, a la derecha, saluda al senador y abogado de presos de ETA, Iñaki Goioaga.
Juan Calparsoro, a la derecha, saluda al senador y abogado de presos de ETA, Iñaki Goioaga. EFE

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha afirmado este jueves que la denominada "vía Nanclares", a la que se han acogido algunos presos de ETA, demuestra que la reinserción "es posible" con la actual legislación penitenciaria.

Calparsoro ha participado en una mesa redonda celebrada en Bilbao junto al senador de Amaiur y abogado de presos de ETA, Iñaki Goioaga, y el profesor de Derecho Penal en la Universidad de Deusto Xabier Etxebarria. El acto, en el que los ponentes han hablado de legislación y política penitenciaria, ha estado organizado por el Foro de Asociaciones de Educación en Derechos Humanos y por la Paz.

Uno de los puntos de debate ha sido la llamada "vía Nanclares", que recibe este nombre por la prisión alavesa en la que fueron agrupados los etarras que decidieron desvincularse de la banda, pedir perdón por sus crímenes y comprometerse a pagar la responsabilidad civil a sus víctimas.

Goioaga ha considerado que dicha vía de reinserción "es una medida política diseñada para dividir" a los presos y depende de los "vaivenes políticos". Al hablar de la dispersión de los presos de ETA, Calparsoro ha considerado que es una medida que "probablemente habrá que ir corrigiendo", aunque "depende mucho" de los reclusos y de la propia ETA, que "impone sus normas al colectivo". "Los que se han atrevido a romper con ETA, están cumpliendo sus penas en Euskadi", ha señalado el fiscal.

El senador Goioaga ha criticado la 'vía Nanclares' porque divide a los presos

Se ha mostrado partidario de que, "cuando se disuelva ETA", el País Vasco recupere los órganos jurídicos de Vigilancia Penitenciaria e "incluso de enjuiciamiento de delitos pendientes" cometidos por la banda terrorista y que no han sido juzgados en la Audiencia Nacional.

Calparsoro cree que cuando se disuelva ETA también se podrá ir "derogando progresivamente las medidas de alargamiento de penas y otras medidas excepcionales" que ha ido adoptando el Estado paran luchar contra el terrorismo, "porque ya no serán necesarias".

También tras el final de ETA, "convendría ir reformando la legislación penal y penitenciaria para ir adecuando la normativa a una sociedad sin terrorismo", ha dicho el fiscal superior del País Vasco.

No obstante, ha precisado que no es necesario reformar la legislación para llevar a cabo una aplicación "más flexible" de las normas. Iñaki Goioaga ha considerado que "es prioritario levantar la excepcionalidad de las medidas aplicadas a los presos vascos" y ha opinado que desde el Estado se produce una "utilización de los derechos de los presos para chantajearlos".

El abogado de Amaiur ha calificado de "importante" el paso dado por el colectivo de presos de ETA (EPPK) en el sentido de reconocer el daño causado, declarar que no van a reincidir y aceptar medidas individuales.

El profesor Xabier Etxebarria ha opinado que la política penitenciaria con los presos de ETA deberá tender a una "normalización" y ha dicho que estos reclusos y sus familiares están tendiendo a "aceptar la realidad" de la legislación penitenciaria, pero aún de forma "incompleta".

Etxebarria ha señalado que la legislación penitenciaria "imposibilita o dificulta gravemente los procesos de reinserción social" y ha afirmado que la reforma de esa normativa resulta "tan necesaria como improbable".