Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece uno de los montañeros desaparecidos en Peñalara

La víctima, de 27 años, se había perdido a las seis y media de la tarde del sábado

Su acompañante sufre un cuadro de hipotermia leve

Eduardo de Blanco Adán, en una de sus salidas. Ampliar foto
Eduardo de Blanco Adán, en una de sus salidas.

Eduardo del Blanco Adán, un experimentado montañero de 27 años, murió ayer de hipotermia tras perderse durante una travesía por el parque de Peñalara y pasar toda la noche expuesto al mal tiempo. La víctima había salido junto con un amigo de 25 años el sábado. A las 18.30 llamaron al teléfono de emergencias 112 diciendo que se habían perdido y que tenían mucho frío. Su acompañante ingresó ayer en el hospital La Paz, según informó un portavoz de Emergencias.
Del Blanco, segundo de tres hermanos y estudiante de Ciencias Medioambientales, era un deportista muy preparado. Había llegado junto a su acompañante al puerto de Cotos hacia las ocho de la mañana del sábado. Tenían previsto hacer un recorrido por el Canal de la Ceja. “Ese trayecto se lo conocía perfectamente. Lo había hecho varias veces”, comentó ayer por la tarde su padre en conversación telefónica.

Pese a que conocía la zona, se perdieron. Llamaron al 112 y pidieron ayuda. Fue la única comunicación que pudieron hacer. Posiblemente el móvil se quedó sin batería. A partir de ese momento, se montó un amplio dispositivo de búsqueda en la zona. Intervinieron siete especialistas del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) de los Bomberos de la Comunidad de Madrid, 20 voluntarios de Montaña de la Cruz Roja y cuatro agentes del Servicio de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim) de la Guardia Civil, además de patrullas por las laderas, coordinados por el puesto de mando avanzado (PMA) que se instaló en Cotos.

Por la noche, los servicios de emergencia hicieron varias llamadas al teléfono móvil sin obtener respuesta. Los mayores problemas que enfrentaron los dos montañeros y los integrantes de los servicios de emergencia fueron las bajas temperaturas (de hasta siete grados bajo cero) y el fuerte viento. Llegó a soplar en la cumbre hasta a 80 kilómetros por hora. La combinación de ambos factores dejó en unos -25 grados la sensación térmica en la cima.

Los especialistas del GERA encontraron a ambos montañeros alrededor de las seis de la mañana, cuando aún no había amanecido. Estaban metidos en una grieta cubierta de nieve en la zona de Dos Hermanas, a 2.271 metros de altitud. Según fuentes regionales, estaban abrazados y sentados sobre las cuerdas de montaña, colocadas a modo de aislante. El más joven de los montañeros bajó andando ayudado por dos bomberos hasta el PMA. Decía que sufría mucho frío. Tras ser estabilizado por los facultativos de una UVI del Summa, le trasladaron en una ambulancia de la Cruz Roja al hospital La Paz, en la capital. Sufría hipotermia de carácter leve.

Los bomberos del GERA bajaron al puesto médico a Eduardo del Blanco, que estaba inconsciente. La médico del Summa solo pudo certificar su fallecimiento por hipotermia severa. El cuerpo del montañero fue trasladado al tanatorio de Colmenar Viejo, donde está previsto que hoy se le haga la autopsia. La Guardia Civil se encarga de las investigaciones.

La familia del deportista estaba ayer “destrozada”. No se explican cómo le pudo ocurrir algo así a Del Blanco, muy experimentado en la montaña. “Según nos dijeron los que le rescataron, lo hizo todo perfecto para intentar superar la noche”, explicaba Carlos, su padre.

Del Blanco trabajaba en la sección de montaña de una conocida cadena de tiendas de deportes en Toledo, donde residía. Cuando le encontraron los bomberos, iba muy bien equipado y con material adecuado para las bajas temperaturas. Gran amante de la naturaleza, había participado en muchas actividades relacionadas con el aire libre. “Aún nos preguntamos cómo le ha podido ocurrir esto”, añadía su padre.

La zona del Peñalara es muy frecuentada por aficionados a la montaña y los accidentes invernales no son raros. En diciembre de 2011 un ascensionista murió despeñado en la vertiente segoviana y dos años antes un alud sepultó a un senderista cerca de donde falleció Del Blanco. En múltiples ocasiones han intervenido los equipos de rescate para ayudar a excursionistas perdidos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram