_
_
_
_

Anglada se enfrenta a la dirección de Plataforma por su destitución

Los nuevos dirigentes amenazan con multarle y el expresidente dice que expulsará a todos los que le destituyeron

El fundador del partido de ultraderecha Plataforma per Catalunya (PxC) y concejal de Vic (Osona), Josep Anglada, aseguró ayer que continuará presidiendo la formación y que todos los dirigentes que participaron en la reunión que forzó su relevo serán expulsados del partido. La crisis interna en PxC es un hecho después de que el consejo ejecutivo de la formación decidiera el sábado de manera fulminante el relevo de Anglada por “deferencias en la gestión” y nombró presidente a Xavier Simó.

Anglada considera que hay un “complot” contra él para dar al partido una posición más españolista y añadió que plantará cara a todos los que participaron, en lo que considera una “reunión ilegal”.

Más información
Destitución fulminante de Anglada en la Plataforma per Catalunya
Retrato íntimo de Anglada

Miembros de PxC declararon que la destitución de Anglada es “irrevocable", mientras que el hasta ahora presidente manifestó que desconoce el motivo de su relevo. Según su versión, la reunión del consejo ejecutivo del partido en la que se acordó la destitución por 15 votos de un total de 18 se convocó sabiendo que no podría asistir, por lo que considera no se le ha dado la oportunidad de explicarse. “El presidente es el único que tiene potestad para convocar un consejo ejecutivo y, por tanto, la reunión vulneró los estatutos de PxC y no tiene ningún efecto dentro del partido”, señaló Anglada, que también ratificó que no está dispuesto a “dejar el partido en manos de unos irresponsables”.

El partido emitió ayer un comunicado en el que niega la versión de Anglada y asegura que este tenía conocimiento de la reunión. Tambén asegura que la destitución está apoyada por la militancia y que se siguieron las vías legales. Después de que Anglada expusiera su postura en un comunicado enviado desde una cuenta personal a los medios de comunicación, PxC le ha advertido que “si utiliza de manera fraudulenta la base de datos” del partido será sancionado con una multa de hasta 600.000 euros.

También le ha pedido que deje de “hacer el ridículo con sanciones sin validez”, al saber que el expresidente había abierto expedientes disciplinarios a los cargos que participaron en el consejo. La gestión de Anglada al frente de PXC se ha caracterizado por un discurso xenófobo que le ha involucrado en diversos procesos judiciales, aunque no finalizaron en condena.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_