Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Fui corrupto por Conde Roa”, confesó su ex ‘número dos’

La juez imputa a Espadas manejos para amañar los contratos de la ORA y el agua

Conde Roa y Ánguel Currás
Conde Roa y Ánguel Currás

Los pinchazos policiales destapan la vertiginosa actividad de Ángel Espadas, mano derecha del exalcalde popular de Santiago Gerardo Conde Roa, como nexo entre las Administraciones del PP y los empresarios ávidos de contratos públicos. Entre el frenesí de llamadas y reuniones con directivos de aspirantes a adjudicaciones y cargos de su mismo partido —incluidos el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, y el conselleiro de Infraestruturas, Agustín Hernández—, Espadas tenía tiempo para confesiones comprometedoras. El 9 de julio de 2012, abre su corazón a su interlocutor, un tal Valentín, y le asegura que “ha sido un corrupto” por Conde Roa, que por él “ha hecho cosas que no habría hecho nadie, que no se pueden ni contar”.

Tal era la relación entre ambos, relata, que tras dimitir de la candiatura del PP a las elecciones municipales de 2011 al ser sorprendido ebrio al volante, Conde Roa le pidió que le dijera “qué quería ser y lo nombraba” una oferta que incluía un escaño en el Parlamento gallego. Finalmente, ya alcalde, lo designó jefe de gabinete. La juez imputa a Espadas manejos para amañar los contratos de la ORA y el agua. Sobre el también imputado Ángel Currás, que sustituyó a Conde Roa como alcalde cuando este dimitió, Aduanas sostiene que le propuso a Vendex que enchufara a al menos un trabajador en la guardería municipal que gestionaba la empresa. Lo hizo en una reunión José María Tutor, delegado en Galicia del grupo.