Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidas seis personas por agresiones a un grupo de ultraderecha el 12 de octubre

Los jóvenes agredieron a un grupo que había acudido a una manifestación contra la independencia

Los ‘mossos’ registraron durante nueve horas la casa okupada Can Vies en Sants

Un momento del registro policial en Can Vies.
Un momento del registro policial en Can Vies.

La detención de seis personas por el ataque a un grupo de jóvenes de extrema derecha el pasado 12 de octubre en Barcelona generó ayer un gran malestar en los círculos vinculados a los movimientos de izquierdas. Además, de madrugada, la policía catalana irrumpió en la emblemática casa ocupada de Can Vies, que funciona como un centro asociativo y social desde 1997, en busca de pruebas contra ellos. Los agentes actuaron por orden del Juzgado de Instrucción número 19 de Barcelona, que instruye la causa. Según el auto, Can Vies fue el lugar en el que los detenidos, acusados de daños y lesiones por motivos de discriminación ideológica, prepararon el ataque al grupo ultra. Fueron “observados y grabados” por la policía, saliendo del edificio de la calle de Joc Florals, en “inequívoca actitud y conducta de preparación de la acción”, ocultando sus rostros, y portando “barras, palos, piedras y otros objetos contundentes”.

La agresión al grupo de ultras se produjo por la tarde del 12 de octubre, después de la manifestación de ultraderecha en Barcelona con motivo del día de la Hispanidad. Varios de ellos estaban en un bar de Sants, en la calle de Farell, cuando fueron agredidos por un grupo de “entre 10 y 15 personas”, bajo el grito de “fachas de mierda, os vamos a matar”. El ataque de los jóvenes de extrema izquierda causó daños en el bar por valor de 1.300 euros y ocasionó heridas a cuatro de los agredidos.

Durante más de tres meses, la policía catalana ha llevado a cabo una investigación que culminó ayer con la entrada en Can Vies. El objetivo, según el auto del juez, era recopilar “objetos, instrumentos, papeles, material informático y otros efectos” que sirvan para la identificación de “el total de los participantes”, así como el “completo esclarecimiento de los hechos”.

Fruto de los pinchazos telefónicos, la juez sostiene que los detenidos forman parte de la Plataforma Antifeixista de Barcelona, que suele reunirse en Can Vies. La entrada y registro en el edificio ocasionó ayer un profundo malestar. La policía llegó a primerísima hora de la mañana, pasadas las seis y media, y se mantuvo en el edificio hasta las cinco de la tarde, durante más de 10 horas. El dispositivo contó con el despliegue de una veintena de furgones antidisturbios, ante decenas de personas que protestaban por el registro.

 

xxxSeis jóvenes han sido detenidos por agentes de los Mossos d´Esquadra por su presunta relación con una agresión a un grupo de personas que asistieron a la manifestación ultra del pasado 12 de octubre, día de la Hispanidad. La agresión tuvo lugar en el barrio de Sants de Barcelona, sobre las 16.30 horas, y fue dirigido contra varias personas que estaban bebiendo sentadas en la terraza de un bar y que habían acudido a un acto en Montjuic contra el independentismo organizado por la coalición de ultraderecha La España en Marcha, en la que se encuentra, entre otros, Falange Española o Democracia Nacional. 

Fruto de la agresión resultaron heridas cuatro personas de diversa gravedad que necesitaron asistencia médica. Además se causaron daños al establecimiento por un valor superior a los 1.300 euros. A los detenidos se les imputa los delitos de lesiones, con el agravante de motivos de odio , y delitos de daños.

Desde primera hora de la mañana los agentes están realizando un registro judicial en el centro Can Vies de Barcelona para encontrar material o indicios relacionados con la agresión. Una docena de furgonetas de la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra se han desplazado a las inmediaciones de Can Vies, mientras unos 150 vecinos han cortado la carretera de Sants, provocando retenciones de tráfico.

Las investigaciones policiales han permitido establecer que ese día el grupo de agresores salieron de forma organizada de la casa okupada Can Vies para realizar el ataque. Una vez perpetrada la agresión, varios de los presuntos autores regresaron a Can Vies para buscar refugio. Según el comunicado policial, los agresores, la mayoría de los cuales iban encapuchados, actuaron de forma organizada y con una alta dosis de violencia, utilizando palos, piedras, candados y armas blancas. Varios de los detenidos tienen ya antecedentes policiales por delitos de lesiones, daños contra el orden público, contra la salud pública o denuncias por portar armas prohibidas.

Más información