Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores de Alicante se rebelan contra las privadas

Palomar y Pastor acusan al Consell de alentar una ‘burbuja’ similar a la del ladrillo

El rector de Alicante, Manuel Palomar, y a su izquierda el director general de Universidades, José Miguel Saval.
El rector de Alicante, Manuel Palomar, y a su izquierda el director general de Universidades, José Miguel Saval.

Los rectores de la Universidad de Alicante y Miguel Hernández de Elche coincidieron tanto en las formas como en el fondo en denunciar la política del Consell de Alberto Fabra de autorizar nuevas universidades privadas.

Manuel Palomar y Jesús Pastor, respectivamente, aprovecharon sus discursos en la celebración del día de Santo Tomás de Aquino para alertar de la “burbuja” que se está generando en la oferta de educación superior, con los dos nuevos centros que harán que en la Comunidad Valenciana la oferta privada sea superior a la pública.

Ante este panorama, el rector de Alicante acusó a Fabra de que amparándose en la “legalidad” autorice centros y facultades de la misma manera que se concedieron en 2005 licencias de obra en España para “800.000 nuevas viviendas, tantas como en Alemania, Francia y Reino Unido, con las consecuencias que ahora sufrimos”, dijo Palomar, ante la mirada resignada del director general de Universidades, José Miguel Saval, del PP.

Por su lado, desde Elche, Jesús Pastor, advirtió de que tanto la nueva universidad Católica de la UCAM en Sant Joan d’Alacant como la Mare Nostrum de El Campello, aprobadas por el Consell, “incidirán negativamente en la organización del sistema universitario y en las indispensables prácticas hospitalarias”.

Palomar: “Se empeñan en volver al pasado cerrado y estamental”

Palomar hilvanó un discurso más político y crítico con la política del PP. El rector de Alicante recordó que los cinco responsables de las universidades públicas exigieron en diciembre a la Generalitat un estudio de viabilidad sobre el número de universidades que necesita la Comunidad Valenciana. “¿Se pueden soportar ocho facultades de Medicina, tres de ellas en Alicante?”, se preguntó el rector que desveló que en número de egresados en las privadas supera ya al de las públicas en Enfermería. “La inflación de oferta de estudios amenaza con hacer estallar las costuras de algunas profesiones así como la fiabilidad de su formación”, concluyó.

Palomar, en la ceremonia de investidura como doctoras honoris causa de la experta en psicología médica y social Afaf Ibrahim Meleis y la especialista en educación nutricional Consuelo López Nomdedeu, recordó que las universidades públicas valencianas “nunca” gastaron lo que no tenían: “Y no consideramos razonable ni pagar excesos que no nos corresponden ni renunciar a lo que, siéndonos debido, redunda indudablemente en beneficio de todos”.

Pastor alerta de los problemas que generarán las privadas  para las prácticas en los hospitales públicos

Palomar denunció el “retroceso, sin paliativos” de la renta alicantina que viene motivado por una “financiación insuficiente e injusta y al agotamiento del modelo productivo”. Y como receta para salir de la crisis, Palomar defendió la necesidad de invertir en educación y en I+D y apostar por la “innovación, tecnológica, organizativa o social”. Por ello consideró que la actual “austeridad no ha de ser una excepción, sino una pauta, para evitar lo accesorio”.

Palomar cuestionó la supuesta “racionalidad” con la que se aprueban dos nuevas universidades privadas muy próximas y que compiten directamente con las públicas al “replicar las mismas titulaciones que ya imparten las existentes”. Palomar instó a la Generalitat a certificar que las nuevas universidades privadas “cumplan criterios de viabilidad económica, sin ayuda de los poderes públicos y los requerimientos docentes y de capacidad investigadora que se demanda a las universidades oficiales” y concluyó con una lamentación: “Parece como si estuviéramos empeñados en un regreso al pasado, un pasado estamental y cerrado”.

La Consejería de Educación publicó ayer el decreto que autoriza impartir el grado de Medicina, en castellano y en inglés, en la Facultad de Ciencias de la Salud del campus de Moncada (Valencia) de la Universidad CEU Cardenal Herrera, y aprueba las sedes de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir en Torrent y Alzira.

Por su parte, en su discurso con motivo del acto de investidura de doctor honoris causa de Francisco García Olmedo, el rector de la UMH, Jesús Pastor, mostró la “preocupación” de la comunidad universitaria por “algunas decisiones” que le afectan directamente y que “no escapan” a su ámbito de competencias. Entre ellas, citó la rebaja de la subvención pública a los estudiantes Erasmus, que “en muchos casos va a limitar la duración de sus estancias en universidades europeas”.

 

Más información