Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís supera las diferencias y da luz verde a las primarias abiertas

La ejecutiva expresa el acuerdo de caminar hacia una federación de partidos

Enric Morera y Mònica Oltra, en la ejecutiva de Compromís.
Enric Morera y Mònica Oltra, en la ejecutiva de Compromís.

¿Cómo hacer las listas si se tienen que votar en primarias abiertas? La respuesta a esa pregunta ha costado un ímprobo esfuerzo a Compromís. Después de meses de debate interno, este lunes mismo, su ejecutiva tardó cuatro horas y media en llegar a una resolución que fue aprobada por 16 votos a favor y tres abstenciones. En síntesis, el acuerdo prevé unas primarias abiertas, con salvaguarda de pluralidad si alguna de las formaciones de la coalición reclama su aplicación. Para ejecutar esa salvaguarda se utilizarían los puestos segundo, quinto y séptimo de las listas, de manera que entre los cinco primeros puestos nunca podría haber más de tres candidatos de un mismo partido. Quienes ocupen esos puestos de salvaguarda, si se da el caso, serán candidatos que se hayan presentado a las primarias.

El acuerdo se votará en el Consell General de Compromís del próximo 15 de febrero y se prevé que tenga pocas enmiendas. La ejecutiva incluyó en su resolución la manifestación expresa de que hay acuerdo para “caminar hacia una federación de partidos” como vía para darle forma política a Compromís en el futuro. Se trata de una declaración inédita hasta ahora que dibuja un camino hacia el reforzamiento de su unidad. “La voluntad es hacerlo pronto porque es una necesidad legal” y permitirá tomar decisiones de forma “más eficaz y democrática”, explicó Enric Morera sobre la federación de partidos, que podría estar constituida incluso antes de las elecciones de 2015.

La combinación de una coalición clásica entre el Bloc Nacionalista Valencià, Iniciativa del Poble Valencià y Els Verds-Esquerra Ecologista, y un movimiento de nuevo cuño, que incorpora a personas no afiliadas y que tiene sus propios órganos de dirección ha dificultado la redacción de un reglamento de elecciones primarias abiertas a la participación de los ciudadanos. Aunque se plantean con vistas a las elecciones europeas del próximo mes de mayo, las reglas del juego ahora acordadas servirán de base para las elecciones autonómicas y locales de 2015, en las que Compromís tiene depositadas grandes expectativas.

La resolución se aprueba por 16 votos a favor y tres abstenciones

El sábado pasado, la Mesa Nacional de Iniciativa del Poble Valencià, formación liderada por Mònica Oltra y que reclamó desde el inicio del proceso mecanismos que salvaran la diversidad de la coalición, aprobó apoyar la propuesta de reglamento de primarias abiertas elaborada por la comisión técnica. La propuesta, consistente en votar, por una parte, al cabeza de lista, y por otra el resto de la candidatura, preveía aplicar una garantía o salvaguarda de pluralidad, similar a la de la paridad de sexos, por la cual se utilizarían los puestos segundo, cuarto, sexto y octavo para evitar que, si se da el caso, ninguna de las formaciones integradas en la coalición pueda tener más de dos miembros correlativos en la lista ni más del 66% en cada tramo de cinco candidatos. Al final, los puestos serán el segundo, el quinto y el séptimo.

La discrepancia de un sector del Bloc, la formación mayoritaria en Compromís, que se oponía a introducir cuotas para no desvirtuar el carácter democrático de las primarias y que puso obstáculos también a la fórmula de la salvaguarda de pluralidad, obligó a su líder, Enric Morera, a aplicarse a fondo en la negociación interna. Al final, la discrepancia quedó plasmada en tres abstenciones.

De esta forma, Compromís concilia las primarias abiertas con unas reglas del juego que mantienen el peso de sus ingredientes. Si ahora, de cara a las europeas, prevé votar por un lado al cabeza de lista y por otro el resto de la candidatura, ante las autonómicas la idea es votar explícitamente al candidato a la Generalitat y al portavoz parlamentario por una parte y el resto de candidaturas, por otra. La fórmula busca resolver el liderazgo que comparten Enric Morera y Mònica Oltra en Compromís mediante la elección de un tándem al frente de sus candidaturas electorales.