Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Visto para sentencia el juicio contra Pilar Sánchez por enchufismo

La defensa pide que Pacheco pague las costas por una acusación “insostenible y temeraria”

La exalcaldesa de Jerez Pilar Sánchez (PSOE), a su llegada a la Audiencia Provincial de Cádiz. Ampliar foto
La exalcaldesa de Jerez Pilar Sánchez (PSOE), a su llegada a la Audiencia Provincial de Cádiz. EFE

Visto para sentencia el juicio contra la exalcaldesa de Jerez, la socialista Pilar Sánchez, por la colocación supuestamente irregular de cinco militantes socialistas en el Ayuntamiento, dos con contratos de alta dirección y tres como personal laboral.

La acusación popular, ejercida en solitario por el veterano político andaluz, Pedro Pacheco, ha reducido de 24 a cinco los años de prisión que finalmente solicita para quien era su socia en el gobierno municipal jerezano. Retira la acusación de falsedad documental y mantiene para Sánchez los delitos de malversación y prevaricación, por el que solicita, además, diez años de inhabilitación.

El fiscal ha pedido la absolución para la exregidora socialista. Afirma que los contratos de alta dirección “no necesitan publicidad ni concurrencia” y califica de “incomprensible” que se vincule a Sánchez con altas laborales que “o bien no firmó o bien no fueron solicitadas por la alcaldía, sino por delegaciones de gobierno”.

En las conclusiones de la vista, la defensa ha remarcado que en los tres días de juicio “no ha habido una sola prueba incriminatoria” contra los denunciados. Dicho esto, el abogado de la exedil, Juan Pedro Cosano, respaldado por los letrados de los otros seis imputados en la causa, ha solicitado a la Audiencia provincial de Cádiz que imponga el pago de las costas del proceso a Pacheco por “haber utilizado la vía penal pese a que sabía de antemano que no se había cometido delito alguno”. “Es una acusación infundada. La querella era temeraria e insostenible. Ha actuado de mala fe. Ha sido una venganza política que la maquinaria judicial no ha sabido parar a tiempo”, ha apostillado el abogado defensor.

La acusación popular sostiene, por el contrario, que Pilar Sánchez vulneró la norma de contratación “de forma grosera y vulgar”. El abogado de Pacheco argumenta que los contratos de alta dirección que firmó Sánchez se hicieron “sin publicidad ni conocimiento de los méritos” y añade que los militantes socialistas colocados “no estaban capacitados, como directores de centros educativos que son, para desarrollar los trabajos que desempeñaron, coordinador de la delegación de Fomento Económico en un caso y coordinadora del gabinete de Presidencia en el otro.

Por último y en referencia a los tres contratos laborales, la acusación popular afirma que se “prostituyó” el servicio municipal de inserción laboral (Serjil) para dar empleo a los tres miembros del PSOE. Para Pacheco también es llamativo que los contratados se inscribieran en el Serjil “incluso dos días antes” de que se publicaran los puestos de trabajo que posteriormente ocuparon.