Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pemex ultima la construcción en Barreras 12 de buques para su flota menor

La factoría viguesa firma un acuerdo para transferir tecnología a empresas mexicanas

A la espera de que se resuelva el concurso de los dos ansiados buques hotel, que mantiene en vilo a los trabajadores de Navantia en Ferrol, Pemex volvió a repartir este miércoles buenas noticias para la comarca de Vigo. La petrolera mexicana, que se ha hecho con el control de un 51% de Barreras, ultima el encargo al astillero vigués 12 buques de su flota menor. Ejecutivos de Pemex ya habían comunicado el pasado diciembre, al formalizar la compra de la factoría naval gallega, que también construirían en Vigo otras cinco embarcaciones de mayor envergadura, entre ellas uno de los floteles.

 Fuentes de Pemex explicaron a Europa Press que esos encargos forman parte del programa de renovación de la flota menor en el que se construirán en total 22 embarcaciones —remolcadores y barcazas— en coordinación con la Secretaría de Marina de México.

Barreras también ha firmado un acuerdo para transferir tecnología a cuatro astilleros privados mexicanos, un convenio suscrito por el director general de Pemex, Emilio Lozoya. El propósito de este acuerdo es “compartir tecnología y experiencia entre los firmantes, a fin de potenciar las capacidades de los astilleros y la industria auxiliar de México”, según un portavoz de la petrolera. Tras hacerse con el astillero vigués, directivos de la multinacional mexicana anunciaron además que construirán en su país “un segundo Barreras”.

Pemex tiene ahora pendiente la adjudicación de los dos floteles a los que aspiran Barreras y Navantia. El concurso público convocado para conceder los contratos ha sido aplazado hasta en cinco ocasiones desde hace varios meses, la última, el pasado 30 de diciembre. La petrolera asegura ahora que la adjudicación será resuelta el próximo día 28. La adquisición de Barreras por Pemex ha allanado el camino para que uno de esos buques hotel se construya en Vigo, pero persisten muchas dudas sobre las posibilidades de que el otro contrato vaya para Navantia, sin carga de trabajo desde hace un mes.