Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recuperados los restos de los dos pilotos y el avión que se hundió en Roses

Tras tres días de arduos trabajos, los GEAS lograron sacar a la superfice los dos cadáveres y los restos del ultraligero

Desembarco de uno de los cuerpos de los pìlotos fallecidos en el accidente del ultraligero.
Desembarco de uno de los cuerpos de los pìlotos fallecidos en el accidente del ultraligero.

Agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil recuperaron del mar ayer al mediodía los cuerpos de los dos pilotos y el avión ultraligero que se hundió frente a cabo Norfeu el pasado 22 de diciembre y que se encontraba a 87 metros de profundidad. Una vez izados los cuerpos y la nave a la superficie, un remolcador de los servicios de emergencias marítimas los trasladó hasta el puerto de Palamós y allí la comitiva judicial procedió al levantamiento de los cadáveres.

Tras tres días de trabajos submarinos de gran complejidad, los submarinistas de gran profundidad del GEAS, llegados de diferentes puntos del España, ayudados por un robot submarino, lograron, rescatar los cuerpos de Joana Romo, de 48 años, y Antonio Marcos Nadal, de 42, que quedaron atrapados en la cabina del ultraligero. A pesar de las dificultades que representó que el aeroplano tuviera graves daños estructurales por el accidente, que los dos paracaídas estuviesen liados entre cuerdas y la profundidad de trabajo, los buzos lograron atar un cabo a la zona del motor del aparato e izarlo desde el barco de rescate. Una vez lo tuvieron en superficie, sobre la una del mediodía, el remolcador Punta Mayor de la Marina Mercante los trasladó hasta el puerto de Palamós.

Una vez allí, los Bomberos de la Generalitat procedieron a sacar los cuerpos, que habían quedado atrapados en la cabina.

Posteriormente, los cuerpos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Girona donde se les practicará la autopsia.

El ultraligero quedará a disposición de los técnicos del Centro de Investigación de Accidentes de Aviación Civil e intentarán determinar qué pasó para que el aeroplano se accidentara y acabara en el fondo del mar.