Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Síndica urge a Trias a actuar contra el incremento de personas sin hogar

Vilà denuncia que "el aumento de plazas continúa siendo insuficiente"

En Barcelona hay unas 3.000 personas sin techo.

La síndica de greuges de Barcelona, Marià Assumpció Vilà, ha instado hoy al alcalde Xavier Trias a poner en marcha un plan "urgente y concreto", con un modelo de alojamiento diversificado, para poder cobijar a las 2.933 personas sin hogar que malviven en la capital catalana, un 45 % más que en 2008, cifra que ya publicó EL PAÍS.

En una actuación de oficio, la síndica, que ve "muy urgente" la puesta en marcha de este plan específico, pide que el ayuntamiento de Barcelona destine un presupuesto concreto y tenga en cuenta las necesidades personales y familiares de las personas sin hogar. Según los últimos datos de los servicios de inserción social del consistorio barcelonés, a mediados de 2013 había en la ciudad 2.933 ciudadanos sin techo, un 45 % más que en 2008, de los que 870 dormían en la calle, 565 vivían en asentamientos y 1.468 estaban alojados en equipamientos.

La síndica ha planteado "hacer una radiografía completa del perfil y las necesidades de los afectados, y buscar alternativas adecuadas a su situación". Vilà ha propuesto la puesta en marcha de un modelo de alojamiento diversificado en función de las necesidades personales y familiares de los afectados y su ejecución a corto y medio plazo.

En su informe, la síndica hace constar que Barcelona disponía, el pasado marzo, de 1.145 plazas en los equipamientos para la atención de las personas sin hogar, entre centros residenciales y pisos públicos y privados. Del total, 602 eran de titularidad pública, y 543, de titularidad privada, sin incluir el número de habitaciones en pensiones que, en ocasiones, se utilizan para alojar a personas sin hogar, ni otros equipamientos abiertos con posterioridad.

La síndica valora "los esfuerzos hechos por el Ayuntamiento en los últimos años, tanto en lo que se refiere a la intervención social con las personas sin hogar detectadas en la calle o que voluntariamente acceden al servicio de inserción social, como por el aumento de centros residenciales (475) y pisos de inclusión públicos (127), con un crecimiento del 28% desde 2008.

Con todo, la síndica denuncia que "el aumento de plazas continúa siendo insuficiente para atender a las personas sin hogar en Barcelona, como lo demuestra el hecho de que el pasado marzo 1.465 ciudadanos dormían en la calle o en asentamientos".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información