Ibercaja defiende su propuesta de alquiler social y planta a los vecinos de La Utopía

Las familias proponen pagar una renta por estas casas y la cesión de los locales comerciales

Maeztu (derecha), junto a los vecinos y miembros de la Junta y el Consistorio.
Maeztu (derecha), junto a los vecinos y miembros de la Junta y el Consistorio.PACO PUENTES

La negociación se preveía complicada. Los vecinos de la corrala La Utopía, el edificio de Sevilla ocupado por 36 familias desde mayo de 2012, y la entidad propietaria del inmueble, Ibercaja, estaban convocados este viernes con el objetivo de estudiar una solución para estas familias. Pero, finalmente, la entidad no ha acudido a la cita argumentando que su oferta es la misma que la que hizo hace unos meses: facilitar a estas personas el acceso de su programa de alquiler social. En la reunión, propuesta por el Defensor del Pueblo y a la que sí han acudido la Junta y el Ayuntamiento, los vecinos han presentado su propuesta (denominada Sembrando utopías), basada en la concesión de un alquiler social que les permita seguir en estas viviendas y la cesión de los locales comerciales. Según un comunicado, el defensor del Pueblo, Jesús Maeztu, se ha comprometido a hacer llegar este plan a la entidad financiera.

Una de las portavoces del colectivo, Elena Contreras, ha asegurado que las tres instituciones han apoyado el plan presentado y que la han calificado como una solución “factible”. “Tenemos la esperanza de que Ibercaja acepte la medida”, asegura la portavoz, quien ha señalado que de no prosperar la propuesta pedirán a la Junta que expropie el inmueble, como ya ha solicitado la plataforma de apoyo a este colectivo y que este sábado ha convocado una manifestación en Sevilla. “No hemos tratado en la reunión el tema de la expropiación porque no creíamos que era el momento oportuno. Esperaremos a saber cuál es la respuesta de Ibercaja a nuestra propuesta”, ha añadido Contreras. También se ha mostrado esperanzado Maeztu. "Este ha sido el espíritu de la mesa de negociación de hoy, a la que confío que pueda sumarse también Ibercaja", ha concluido.

Sobre el programa de alquiler social de la entidad, la portavoz ha negado que solucione el problema de estos vecinos. “Hay muchas familias que no cobran ningún tipo de ayuda, que no tienen ni para comer, cómo van a pagar un alquiler por muy bajo que sea”, señala. Por su parte, Ibercaja defiende que, desde verano, cinco de estas familias se han acogido al programa Llaves solidarias, según el principio de acuerdo alcanzado por ambas partes el pasado mes de junio. El 30 de julio, la entidad reiteró la “solicitud de desalojo forzoso al no haberse cumplido por parte de los ocupantes los compromisos”. Las familias lo niegan. Asimismo, la propietaria del inmueble recuerda que el edificio no tiene el fin de obra, de ahí que careza de suministros de luz y de agua. “Ibercaja ha mostrado durante estos meses un verdadero compromiso por alcanzar un acuerdo con estos vecinos”, han apuntado fuentes de la entidad.

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS