Protesta contra la subida del transporte

La concentración reunió a más de 700 personas en la plaza Sant Jaume de Barcelona

La ATM rectifica a la baja el precio de la tarjeta T50/30 tras un error.
La ATM rectifica a la baja el precio de la tarjeta T50/30 tras un error.MASSIMILIANO MINOCRI

Todo empezó a finales de año en los barrios norte de Barcelona: Sant Andreu, La Sagrera, Nou Barris y el Clot, y también en Santa Coloma de Gramenet. El malestar por la subida de hasta del 8% en el precio del transporte público para el 2014 se extendió y días más tarde las concentraciones también se organizaban en estaciones de metro como Fontana y Horta. Ayer, los barrios movilizados ya eran muchos más y las protestas llegaron hasta la plaza Sant Jaume.

“Esta subida, no la pagaremos”, gritaban los vecinos que iban llegando a la céntrica plaza en distintos bloques para reclamar que “el transporte público es un derecho, no un privilegio”. El malestar de los vecinos era evidente. “Nuestras pensiones suben el 0,25% y el transporte público el 8%. Es otra vuelta de tuerca. Tenemos que estar permanentemente en la calle”, gritaba una pensionista megáfono en mano.

La protesta, que congregó más de 700 personas, estaba convocada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), la entidad Promoción del Transporte Público y por Stop Subidas de Precio, una plataforma que integra diferentes movimientos sociales como los Yayoflautas o el 15-M. También participaron en la protesta miembros de partidos como la CUP, ICV y EUiA. El miércoles de la semana que viene hay convocada una nueva protesta.

El manifiesto consensuado que se leyó en la plaza critica el “aumento abusivo” del precio del transporte público y pide su congelación. También exige más “transparencia en las cuentas”, ya que “la profusión de cargos directivos con salarios desconocidos (…) no ayudan a pensar que su gestión se hace rigurosamente con criterios de interés público”, señala el escrito.

La tarjeta que más se ha encarecido con el nuevo aumento es la T-10, la más utilizada por los ciudadanos. Tras una subida del 5,1%, ya cuesta 10,30 euros. El billete sencillo de bus, metro y tranvía ha subido un 7,15%, hasta llegar a los 2,15 euros.

Ricard Riol, de la entidad PTP, recordó que para el 2014 se ha reducido el precio de algunos peajes y recordó que el área verde de aparcamiento en Barcelona es gratis para los ciudadanos que no tienen multas impagadas. En cambio, el precio del transporte público no para de subir. “Es una línea política de un gobierno con una receta liberal en la que los usuarios tienen que asumir los costes del servicio, aunque este incluya nóminas desorbitadas de directivos”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50