Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cambios en la cúpula de Salud

El departamento releva al gerente del ICS y al jefe de gabinete del consejero

Boi Ruiz, consejero de Sanidad.
Boi Ruiz, consejero de Sanidad.

El nuevo año ha comenzado con cambios de calado en el Departamento de Salud. El consejero Boi Ruiz ha decidido prescindir del director del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Joaquim Casanovas, que deja su puesto apenas dos años y medio después de ser nombrado tras la dimisión de su antecesor. Ruiz también ha decidido cambiar a su jefe de gabinete, Jaume Tort, en lo que supone una nueva reestructuración del departamento tras la oleada de cambios ejecutada en 2011.

Un portavoz de Salud confirmó ayer el relevo de Casanovas, pero no quiso explicar quién será su sucesor, auque varias fuentes consultadas apuntan que el puesto de gerente lo ocupará Pere Soley, que ha capitaneado hasta ahora la Gerencia Territorial Barcelona Norte del ICS. Esto fue también lo que comunicó ayer el departamento en el consejo de administración del ICS, según varias fuentes presentes en la reunión.

El nombramiento no será oficial hasta que lo efectúe la Generalitat en un próximo Consell Executiu. Soley es un directivo con perfil técnico que ha ocupado, entre otros, los cargos de gerente del Hospital de Bellvitge y del Consorcio Sanitario del Maresme. El ICS es la principal empresa pública de Cataluña: a su cargo están ocho grandes hospitales, 286 centros de salud y un centenar de otros equipamientos. Cuenta con una plantilla de algo menos de 40.000 empleados, según la época del año.

Casanovas se despidió de la plantilla con una carta este miércoles. En ella explica que han sido para él dos años y medio “intensos, difíciles y apasionantes”. Aunque no han trascendido las razones de su salida, fuentes de CiU señalaron que Casanovas no estaba imprimiendo la velocidad deseada por el consejero a los proyectos de cambio que este tiene previsto para el ICS.

El ICS ha pasado por una etapa convulsa, en parte motivada por la decisión de la Generalitat de “reformular” el ente, un proyecto de amplias repercusiones que pasa por fragmentarlo en una veintena de empresas filiales con total autonomía de gestión. El consejo de administración de la empresa pública dio luz verde al plan en febrero de 2012, pero este proyecto todavía no se ha ejecutado, explicó ayer una portavoz. La fragmentación comenzará con la creación de una filial en el hospital Arnau de Vilanova (Lleida) y otra que agrupe a los 26 equipos de atención primaria de Girona.

La empresa pública ha tenido que sortear varios escándalos en los últimos tiempos, entre ellos la dimisión del que fuera su presidente, Josep Prat. Este tuvo que abandonar en junio de 2012, acosado por un cúmulo de irregularidades y tras conocerse que había compatibilizado el cargo con la vicepresidencia de USP Hospitales, uno de los mayores grupos sanitarios privados de España, y con la dirección de Innova, el holding de empresas municipales de Reus.

Salud ha tardado poco en buscar un nuevo puesto para Casanovas. El directivo ha sido nombrado gerente de la Región Sanitaria de Barcelona, una de las siete en que está dividido el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). Se trata de un cargo de responsabilidad dentro del sistema sanitario, donde el CatSalut ejerce el papel de principal financiador y contratador de actividad. Hasta que su sucesor no sea nombrado oficialmente, Casanovas deberá compatibilizar ambos cargos.

Ruiz ha decidido hacer cambios también en su círculo de colaboradores cercanos. Jaume Tort, hasta ahora jefe de gabinete del consejero, abandona el puesto para hacerse cargo de la dirección de la Organización Catalana de Trasplantes. Tort, licenciado en Medicina y especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, ha aguantado en el cargo dos años y medio, desde que fue nombrado en julio de 2011. No ha trascendido el nombre de la persona que le sucederá en el puesto.