_
_
_
_
Antonio Alcalá / presidente de la Audiencia de Málaga

“Este tipo de juzgados debe tener apoyo”

El presidente de la Audiencia cree insuficiente el refuerzo de funcionarios

Antonio Alcalá, presidente de la Audiencia de Málaga.
Antonio Alcalá, presidente de la Audiencia de Málaga.julián rojas

El presidente de la Audiencia de Málaga, Antonio Alcalá, resalta la carga de trabajo que soporta el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Estepona, que investiga el caso Astapa, y califica de “insuficiente” el refuerzo de funcionarios que existe. “Este tipo de juzgados, con causas de estas características, debe tener apoyo y el juez debería ser liberado hasta que termine la instrucción”, opina Alcalá, quien destaca “el enorme rigor” con el que se despacha a pesar de las circunstancias.

El juzgado tiene en plantilla siete funcionarios (la habitual de un juzgado mixto) y cuenta con dos personas de refuerzo, una desde febrero de 2009 y otra desde junio de 2011, según la Consejería de Justicia. Alcalá argumenta, sin embargo, que se trata de personal “no cualificado” que difícilmente puede aligerar una causa tan voluminosa y compleja como Astapa. A esto contribuían hasta diciembre de 2002 los conocidos oficiosamente como boinas verdes, unos funcionarios muy experimentados capaces de manejar y analizar gran cantidad de documentación en poco tiempo.

Hasta esa fecha había seis funcionarios catalogados en ese grupo, dependientes del presidente de la Audiencia, que se distribuían por los juzgados de la provincia según las necesidades. En Estepona solían trabajar dos de forma permanente, uno de ellos en el juzgado 1. Pero estos apoyos desaparecieron porque se dejaron de pagar las dietas por desplazamiento.

En este partido judicial hay actualmente un juez de adscripción territorial (JAT) que ha estado de apoyo en el juzgado 1 hasta septiembre y ahora presta sus servicios en el 2. Se trata de las dos sedes más sobrecargadas.

Los cinco juzgados mixtos de Estepona están distribuidos en tres sedes diferentes y, según la última memoria del TSJA, en los últimos seis años la carga de trabajo se ha superado por encima del 60%. Sería necesario crear otras dos plazas judiciales.

Al caso Astapa le viene que ni pintada la reflexión incluida en esa memoria del alto tribunal andaluz sobre los casos de corrupción: “El déficit de recursos y la situación de desbordamiento de la Justicia puede provocar que esos procesos, a los que hay que dar una respuesta judicial rápida y efectiva, se prolonguen en el tiempo y duerman el sueño de los justos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_