Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desenchúfate y conéctate al sol

Amigos da Terra instala un abeto de 75 metros en el Sil en defensa de la energía solar

El abeto (a la izquierda) junto a la central eléctrica del Sil
El abeto (a la izquierda) junto a la central eléctrica del Sil

 

A los 115 metros de altura de la vetusta presa de Santo Estevo (Nogueira de Ramuín) le ha salido un competidor. La asociación ecologista Amigos da Terra ha instalado un enorme abeto luminoso de 75 metros en el Cañón del Sil, justo al lado del muro que Franco inauguró en 1956. La silueta, dibujada en una enorme pared rocosa con bombillas fotovoltaicas que almacenan energía solar durante el día, busca reivindicar el uso de la energía solar bajo el lema “desenchúfate del ladrón y conéctate al sol”. Colgado por activistas escaladores justo después de la polémica subasta eléctrica de la pasada semana, la asociación ecologista pretende “denunciar las políticas en favor de las cinco grandes eléctricas que el Gobierno desarrolla con total descaro”. Con un ladrón de cinco enchufes en una mano y un farolillo solar en la otra, los responsables del abeto navideño defienden que “es posible desconectarse de la red eléctrica y conectarse a la energía solar”. “Reclamamos políticas que limiten las energías fósiles. Es el momento de pedir a los políticos que legislen para los ciudadanos y no para las cinco corporaciones eléctricas” aseguran Xosé Santos y Pedro Díaz.

Los ecologistas recuerdan que el consumidor está “atrapado” en una gran mentira. “Producir un megavatio que abastece a unas mil viviendas en una central hidroeléctrica como Santo Estevo cuesta 3 euros mientras a los consumidores se les cobra a 65,9 euros”. El beneficio ronda el 2.200% y solo en Santo Estevo hay 400 megavatios instalados mientras Fenosa tramita en este mismo embalse otra central reversible que produciría tanto como una nuclear. Amigos da Terra recuerda que los ciudadanos pueden actuar para reducir el uso de energías fósiles. “Bajar la potencia instalada repercutirá en la factura y en una acción global para reducir la dependencia de las grandes compañías” insisten. Pero sus acciones de protesta no se quedan en la Ribeira Sacra. El día 27 de diciembre iniciarán una peregrinación en bicicleta hasta la sede central de Iberdrola (propietaria de Santo Estevo) para “demostrar que en el norte de la Península Ibérica funciona perfectamente la energía solar en contra de lo que afirma el Gobierno”. Una vez en la torre que la empresa tiene en el centro de Bilbao, pretenden regalar a los directivos de la multinacional dos macetas con una plantación de lámparas solares.

Juan Castro-Gil, de la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier), explica que hay unos 55.000 pequeños productores que fueron “estafados” por la Administración ante los nuevos y “abusivos” impuestos. Así, detalla que “en su mayoría los miembros de la asociación son ciudadanos que un buen día se fiaron de su país para abastecerse a través de energía renovable”. Ahora denuncia que “todo fue una farsa” porque “las grandes compañías ven peligrar su negocio ante la aparición de un elevado número de nuevos productores”. “El Gobierno volatilizó cualquier posibilidad de impulso de esta energía cuando le puso un impuesto al sol” recuerda en alusión al nuevo peaje de respaldo que cualquier ciudadano tendrá que pagar por producir energía, que además deberá ser cedida gratuitamente a las grandes multinacionales acopladas a la red si no se autoconsume en su totalidad. Los particulares que no se ajusten al nuevo marco legal impulsado por el PP a través del Ministerio de Industria, Energía y Turismo podrán ser sancionados con multas de hasta 60 millones de euros. "Absurdamente resulta más caro producir tu propia energía que comprársela a las grandes compañías" denuncia Castro-Gil.