Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los asesores de Mas recomiendan una alianza con España si llega la secesión

El consejo de transición propone unión para compensar "las fuerzas limitadas del nuevo Estado catalán"

El organismo recomienda que el Barça y el Espanyol sigan jugando en la liga española

La Agencia Tributaria Catalana costaría 750 millones de euros y podría recaudar hasta 70.000

Francesc Homs se reune con el presidente y el Consejo Asesor para la Transicion Nacional.
Francesc Homs se reune con el presidente y el Consejo Asesor para la Transicion Nacional.

Los asesores de Artur Mas, presidente de la Generalitat, en el proceso soberanista, han llegado a una conclusión: si Cataluña logra su independencia, deberá seguir aliada con España para compensar "las fuerzas limitadas que tendría un nuevo Estado con Cataluña". El Consejo Asesor para la Transición Nacional propone dos escenarios de alianza. El primero es el llamado Consejo Ibérico, una alianza similar a la de los países nórdicos que formarían, además de España y Cataluña, los otros dos Estados de la Península, Andorra y Portugal. Este órgano debería tener un consejo de parlamentarios de los cuatro países, uno de ministros con los máximos mandatarios de cada Estado y una secretaria general. La segunda propuesta es similar, pero solo circunscrita a España y Cataluña: una unión de ambos estados con cooperación en varios ámbitos: monetario, industrial, comercial, fiscal, cultural, infraestructuras, defensa, migraciones....

"Una cosa es ser un Estado independiente y la otra es que el nuevo Estado se aísle totalmente del Estado español. El Estado independiente no tiene como finalidad romper todas las relaciones con España. La intención es que las relaciones sean más sólidas que las actuales desde una relación de igualdad", ha destacado Carles Viver Pi-Sunyer, presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional. Otra de las relaciones que prevén los asesores es la deportiva: el consejo recomienda que el Barça y el Espanyol sigan jugando en la liga española.

Viver Pi-Sunyer ha presentado esta mañana cuatro nuevos informes del Consejo Asesor: el ya citado sobre las relaciones entre Cataluña y España; el que aborda la Administración Tributaria de Cataluña; la internacionalición del proceso soberanista; y la configuración de las tecnologías de la información y de la comunicación en Cataluña. El Gobierno catalán había paralizado la presentación de estos informes ante la incapacidad de los partidos de ponerse de acuerdo con la consulta. Una vez logrado el acuerdo -un pacto que ha pasado por alto muchas de las recomendaciones que los asesores recogieron en su primer informe-, el Gobierno ha reactivado el trabajo del Consejo Asesor. En total, los expertos seleccionados por Mas para preparar la independencia redactarán veinte informes.

El documento más extenso es el que analiza la configuración de la administración tributara de Cataluña. El informe estudia como debe actuar Cataluña para seguir recaudando impuestos durante el proceso de la hipotética independencia. También estima los costes que tendría la Agencia Tributaria Catalana: según los asesores, costaría 750 millones de euros y podría recaudar hasta 70.000 millones de euros. El consejo Asesor asevera que el objetivo es reducir estos costes hasta los 400 millones de euros. El mantenimiento de la red costaría entre 260 y 280 millones de euros, en una estructura que debería tener entre 7.000 y 8.000 trabajadores públicos. Las cifras, según Pi-Sunyer, "no pueden ser exactas porque no existen".

El consejo recomienda al Gobierno catalán qué hacer para dar a conocer al mundo el proceso soberanista, y con qué argumentos. Los asesores aconsejan pedir la consulta como "un derecho democrático" y vender la independencia como un paso necesario después de "intentos fracasados" para mejorar el autogobierno de Cataluña en España. El documento añade formas para extender el mensaje, como aumentar la diplomacia y buscar complicidades con personas influyentes de otros países del mundo.

El documento sobre telecomunicaciones analiza las infraestructuras que se deben cuidar durante el proceso de independencia, con especial énfasis en la ciberseguridad. El objetivo del documento es que el día 1 tras la hipotética independencia los catalanes puedan seguir haciendo operaciones habituales como usar su teléfono, sacar dinero del cajero automático o encender la televisión.

Más información