El alcalde de Jaén pide a la Junta financiar la dependencia con bancos

Fernández de Moya amaga con recuperar el servicio creando una cuenta restringida

Trabajadoras del servicio de dependencia de Jaén, durante una protesta.
Trabajadoras del servicio de dependencia de Jaén, durante una protesta.josé manuel pedrosa

El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, ha dado signos que apuntan a una marcha atrás en su renuncia a prestar la dependencia en la capital. No se sabe si en ello ha tenido que ver la presión social que, según el PSOE, soporta el regidor jiennense desde que, el pasado 4 de diciembre, el Ayuntamiento se desvinculó de la ayuda a domicilio conveniada con la Junta. Lo cierto, en cualquier caso, es que Fernández de Moya se ha mostrado dispuesto a recuperar el servicio si se acepta su última alternativa -“una fácil solución”, a su juicio- que consiste en que la Junta negocie con una entidad financiera el adelanto del dinero que, a su vez, debe abonar al Ayuntamiento, comprometiéndose a devolvérselo en los dos meses siguiente. Pasado ese tiempo, si la Junta no reintegra esa cantidad, tendría que abonar los intereses de demora.

Fernández de Moya considera que esa propuesta daría solución a los problemas de liquidez de la Administración autonómica, al tiempo que se compromete, en caso de que la Junta acepte, a crear una cuenta restringida para ingresar el dinero para la dependencia. Hasta ahora, el dinero que recibe el Consistorio para la ayuda a domicilio va a la caja única municipal, lo que no impide que en ocasiones parte de esas cantidades se desvíen a otros pagos.

Sin embargo, la propuesta del alcalde jiennense no ha entusiasmado demasiado a la Junta. La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Jiménez, la ha calificado este jueves como un “sinsentido” por cuanto el Gobierno andaluz se ha comprometido a abonar antes de final de año los 477.000 euros que se le adeudan. “No se puede consentir que los bancos ganen beneficios mediante el cobro de intereses a costa de los más débiles y vulnerables como los dependientes”, ha indicado Jiménez, para descalificar la propuesta del alcalde. “Este no es un problema ni de liquidez ni jurídico, sino una cuestión de voluntad política”, remachó la delegada.

El desinterés de la Junta hacia la propuesta del alcalde parece haber enfriado de nuevo las relaciones entre las dos instituciones. “Si la Junta de Andalucía no acepta la propuesta del Ayuntamiento, pues que cumpla con su obligación y competencia, y que preste el servicio de dependencia. El Ayuntamiento ha demostrado que está dispuesto a hablar, pero lo que no podemos hacer es asumir un servicio que es de la Junta de Andalucía y que ésta no pague”, indicó en un comunicado el primer teniente de alcalde, Miguel Ángel García Anguita. Con todo, el gobierno local va a dirigir su propuesta a los defensores del pueblo de España y Andalucía, que se han ofrecido para mediar en este conflicto.

“Bienvenida la rectificación, a intentar arreglar lo que él mismo incendió”, ha indicado este viernes Francisco Reyes, presidente de la Diputación de Jaén, institución que se ofreció como alternativa para prestar el servicio. No obstante, Reyes, también líder del PSOE provincial, insta a la Junta a saldar la deuda con el Ayuntamiento aunque recuerda que el Consistorio debe, a su vez, 1,6 millones a la empresa concesionaria de la ayuda domicilio. “A qué ha destinado el alcalde ese dinero”, se ha preguntado Reyes.

Mientras tanto, el sindicato UGT ha insistido en que la ayuda a domicilio no se está prestando en Jaén con absoluta normalidad, pese a que la Fiscalía no ha constatado aún ningún caso de desatención que sea punible para abrir diligencias. Miguel Ángel Cazalilla, secretario de Dependencia de UGT, ha señalado que “hay incidencias todos los días” al tiempo de que ha alertado de que “tendrá que ocurrir una desgracia para que las administraciones se pongan las pilas” en esta cuestión.

Cazalilla ha recordado que, hasta la fecha, la empresa concesionaria de la dependencia, Multiservicios Jabalcuz, no sabe a quién tiene que facturar el servicio desde el pasado 4 de diciembre, fecha en la que expiró el convenio suscrito entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento. “Ahora mismo, la empresa está trabajando sin cobertura legal”, advirtió.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50