_
_
_
_

Feijóo: “Es la primera entidad que el Estado ha vendido por más de un euro”

"No acepto que se me culpe de la pérdida del sistema financiero gallego", afirma el presidente

Xosé Hermida
Feijóo durante la rueda de prensa
Feijóo durante la rueda de prensa ÓSCAR CORRAL

Para el presidente de la Xunta ayer era un día de felicitaciones y no estaba dispuesto a que nadie lo empañase. Ni siquiera cuando los periodistas le recordaron, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, que el Estado perderá 8.000 millones en la operación de saneamiento y venta de NCG. “Esta es la primera entidad nacionalizada que se vende por más de un euro, el precio que se había venido pagando hasta ahora”, señaló Alberto Núñez Feijóo, quien citó los casos de Unnim, el Banco de Valencia y la Caja de Ahorros del Mediterráneo.

 Poco después, el presidente gallego era emplazado por el líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, a que tanto él como Mariano Rajoy expliquen “quién va a pagar los 8.000 millones de euros perdidos”. Besteiro recordó que el propio Rajoy “empeñó su palabra para garantizar que los ciudadanos no pagarían” los rescates bancarios. El presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet, ya ha solicitado una entrevista con el secretario general del PSdeG

Más información
Banesco se queda con Novagalicia
El FROB recibe seis ofertas para hacerse con el banco

También el líder del BNG, Xavier Vence, denunció que NCG ha sido vendida “a precio de saldo”, ya que de los 1.003 millones que pagará el grupo venezolano, 600 serán abonados “en cómodos plazos hasta 2018”. “Por tan solo 400 millones hubiésemos tenido una banca pública”, declaró Vence, quien, con todo, admitió que la opción de Banesco ha sido un “mal menor”.

Feijóo reiteró que Escotet presentó “la mejor oferta para España y para Galicia”. “La oferta era tan contundente que el FROB se ha limitado a cumplir la ley”, destacó el presidente de la Xunta, quien negó cualquier discrepancia entre él y el ministro de Economía, Luis de Guindos, sobre la venta de la entidad gallega y aseguró que la adjudicación a Banesco es “exactamente lo contrario a una decisión política”.

El jefe del Gobierno gallego, gran artífice de la fusión de las dos antiguas cajas que dieron origen a NCG, destacó que la oferta del grupo venezolano, además de ser muy superior económicamente a las demás, incluye una renuncia a ayudas adicionales. Y añadió que Banesco se compromete a mantener el empleo, así como la sede y los servicios sociales en Galicia, una “oferta de obligado cumplimiento”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Pese a apostar en su día por una fusión entre las antiguas Caixa Galicia y Caixanova que resultó un fiasco, Feijóo no admite la menor responsabilidad en la desaparición de las cajas. “No puedo aceptar que nadie diga eso”, replicó en tono ofendido. E insistió en que cuando el PP llegó a la Xunta, en 2009, las cajas “estaban en una situación límite”, aunque él no lo supo en aquel momento, sino que lo fue conociendo poco a poco a través de la información del Banco de España. La responsabilidad, según Feijóo, hay que atribuirla a los “excesos” de los antiguos directivos y a la falta de control por parte del supervisor bancario.

Sobre la firma

Xosé Hermida
Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_