Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas llevan al fiscal la compra de Valmor y apuntan a Lola Johnson

La diputada Eva Martínez revela contratos de la Fórmula 1 que no se conocían hasta ahora

La socialista Eva Martínez mostró este lunes documentos de la compra de Valmor durante una conferencia de prensa en las Cortes Valencianas. Ampliar foto
La socialista Eva Martínez mostró este lunes documentos de la compra de Valmor durante una conferencia de prensa en las Cortes Valencianas.

“Vamos a ponerlo en conocimiento de la fiscalía”. Eva Martínez, diputada socialista en las Cortes Valencianas, anunció ayer que llevará al fiscal la compra de la empresa Valmor Sports, organizadora de la Fórmula 1, por la Generalitat, mediante su absorción por la empresa pública Circuito del Motor y Promoción Deportiva. La diputada reveló también la existencia de contratos con Bernie Ecclestone, patrón de la Fórmula 1, de los que hasta ahora no se tenía conocimiento.

“El Consell, con Alberto Fabra a la cabeza y Lola Johnson, puede haber cometido un delito de malversación de caudales públicos”, dijo Martínez. Johnson, nueva secretaria autonómica de Comunicación, era consejera de Cultura, Educación y Deporte en 2012 cuando la Generalitat compró Valmor, que arrastraba deudas de cerca de 40 millones de euros, y firmó, por tanto, algunos de los acuerdos. Concretamente, Johnson suscribió el proyecto de fusión de Valmor dentro de Circuito del Motor, del 7 de junio de 2012, que desarrollaba el contrato de compra, del 7 de marzo, y la certificación del acta de la reunión del 23 de noviembre de ese año en el Palau de la Generalitat en la que se aprobó definitivamente la fusión. Johnson no anunció hasta diciembre de ese año, días antes de ser destituida como consejera, que el Consell había comprado Valmor Sports.

“Era una empresa pantalla que se constituyó ad hoc”, denunció la parlamentaria socialista sobre Valmor, empresa que se hizo cargo de la organización del Gran Premio de Europa en el circuito urbano de Valencia después de que Francisco Camps, entonces presidente del Consell, asegurara que la prueba no costaría un euro a los ciudadanos. Los hechos desmintieron aquella promesa y la Fórmula 1 ha costado varios cientos de millones a las arcas públicas antes de que Fabra negociara con Ecclestone la rescisión del contrato, aunque se desconoce en qué términos, de manera que la de 2012 fue la última prueba. Precisamente la coincidencia de la última prueba y la compra de Valmor hizo que la diputada socialista asegurara que se adquirió una empresa en quiebra “para nada”, lo que evidencia la malversación que pudo haberse cometido.

Otro motivo para llevar el asunto a la fiscalía es que el contrato de compra “exonera de cualquier responsabilidad a los administradores de Valmor”. Los tres socios de la empresa eran Fernando Roig, Bancaja Participaciones y WorldWide Circuit Management, una sociedad de la que son socios Jorge Martínez Aspar y Vicente Cotino.

Eva Martínez explicó que recientemente ha tenido acceso a parte de la documentación referida a la Fórmula 1 y así pudo tener constancia, por referencias en otros acuerdos, de la existencia de un contrato suscrito entre varias empresas de Bernie Ecclestone, la empresa pública Sociedad Proyectos Temáticos y la Generalitat el 19 de julio de 2012, un día antes de que Francisco Camps dimitiese como presidente del Consell. El contrato, aunque aparece sometido a una “cláusula suspensiva”, suponía una prórroga de los compromisos para celebrar la Fórmula 1 hasta el año 2020. Dicho de otra manera, Camps se aseguró de la continuidad del contrato con Ecclestone la víspera de su dimisión.

Eva Martínez: “Era una empresa pantalla, que se creó ad hoc”

Hasta ahora se sabía que Valmor solo ejerció como promotor del Gran Premio de Valencia en la primera edición, en 2008, aunque en la práctica la organización corriera a cargo de Circuito del Motor y Promoción Deportiva, la empresa pública que gestiona el circuito de Cheste. Para la segunda edición, Valmor firmó un contrato con la sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana por el que la Generalitat se hacía cargo de pagar a Ecclestone el canon anual, de unos 24 millones de euros. “Valmor cedió los derechos y el compromiso de pagar el canon, pero se reservó la gestión de las entradas y la contratación de las gradas, supuestamente para eludir la ley de contratos públicos”, indicó la diputada.

Sin embargo, la socialista Martínez ha podido saber que hubo un contrato anterior al que se consideraba inicial entre Valmor Sports y la sociedad de Ecclestone Formula One Administration (FOA), de 4 de junio de 2007. Se trata de un contrato de 1 de junio, solo tres días antes, entre Valmor y APM Sports, otra empresa del grupo de Ecclestone. Este contrato, del que no le han facilitado copia, fue objeto de novación el 14 de mayo de 2008 y en ella APM cedía una serie de derechos a Beta Prema UK Limited. En el contrato propiciado por Camps la víspera de su dimisión el 19 de julio de 2011 intervenieron todas estas empresas, FOA, APM, Beta Prema, la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana y la propia Generalitat.

Martínez se quejó de que no le fue permitido acceder a los contratos, mayoritariamente en inglés, con una persona que pudiera ayudarle con la traducción especializada de los cientos de páginas de documentación.

Más información