Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSOL CASTILLO | Concejal de Compromís en Valencia

“Queremos transparencia en el Consorcio”

Compromís ha pedido sin éxito las cuentas de quien organizó la Copa del América y de Turismo Valencia

La concejal de Compromís Consol Castillo. Ampliar foto
La concejal de Compromís Consol Castillo.

Compromís emprendió desde su entrada en el Ayuntamiento de Valencia en 2011 una cruzada por la transparencia en entidades con vinculaciones municipales como son el Consorcio Valencia 2007, organizador de la Copa del América y gestor de la Marina Real, la fundación Valencia Convention Bureau (TVCB), que dirige la promoción turística de la capital, o Feria Valencia, que preside la alcaldesa Rita Barberá. Consol Castillo, edil de esta formación en la capital, ha pedido sin éxito las cuentas de estos organismos con participación pública para despejar sospechas sobre una posible mala gestión. Este grupo ha solicitado incluso el amparo de la regidora para acceder a los estados contables de estas instituciones pero tropieza con toda una maraña jurídica sobre lo público y lo privado.

Pregunta. ¿por qué les está resultando tan complicado acceder a la información?

Respuesta. Ha habido un modus operandi que es el de la confusión: una cosa es pública para unas cosas pero privada para otras. Dijeron que la cesión de la dársena era para el pueblo pero ahora se tiene que explotar de forma privada para devolver un crédito que se empleó en fastos. Hemos pedido las cuentas y no nos las dan. Lo que está claro es que el crédito lo debe pagar Madrid, igual que ha financiado las Olimpiadas o las Expo, y los valencianos debemos conservar una dársena de la que pueda disfrutar la mayoría de la población.

P. Establece un paralelismo entre lo sucedido en Feria de Valencia y lo que podría suceder en el Consorcio Valencia 2007 si no hay transparencia. Explíquese.

Una cosa es pública para unas cosas pero privada para otras

R. No queremos que se repita lo que ha ocurrido en Feria Valencia. Era necesario ampliarla, pero no de la manera en que se hizo, costó el doble de lo presupuestado. La Feria es pública y privada pero quien paga los recibos de la ampliación de momento es la Generalitat y con ella el conjunto de los valencianos. Deberíamos tener acceso a lo que ocurre dentro. Queremos transparencia en el consorcio y en TVCB.

P. Quieren participar en los consejos de administración de estos organismos pero se enganchan una y otra vez en una maraña jurídica

R. Queremos organismos que tengan en sus consejos una representación de toda la oposición porque eso te da la posibilidad de ver los balances, los presupuestos, de preguntar, de enmendar… Estamos en minoría y está claro que no podemos imponer nuestra postura pero podemos preguntar e informar a los ciudadanos. La primera denuncia que hicimos cuando entramos en el Palacio de Congresos de Valencia [la oposición sí cuenta con representantes en este recinto] es que el informe de viabilidad de Deloitte era poco riguroso. Cuando intentan colarte que la ampliación del palacio se justificaba porque había beneficios, miras los balances y te das cuentas que no son tales beneficios. Y que lo que se está haciendo es justificar una ampliación cuando a 6 kilómetros dispones de un espacio como Feria Valencia sin llenar. En esa melé aparece otro organismo que se llama Turismo Valencia Convention Bureau, que financia el Ayuntamiento en un 49%, y cuyas ofertas para la celebración de congresos se derivan, sobre todo, al Palacio de Congresos y no a la Feria. ¿Por qué el entonces presidente de Feria Valencia, que formaba parte del consejo del Palacio de Congresos, permitía eso? Recuerdo que una vez llegué a preguntarle: señor Catalá, ¿no se da cuenta de que le están robando la cartera?

P. Sus intentos de fiscalización de la fundación Turismo Valencia han caído en saco roto hasta ahora. ¿Se han planteado un plan b?

Grau dice que el Consorcio y TVCB  no son organismos municipales

R. Vamos a presentar al pleno de diciembre una moción para que TVCB se transforme en una estructura parecida a la del Palacio de Congresos, en la que estén todos los grupos de la oposición. Es la única manera de arrojar luz sobre su gestión y ver si las sospechas que tenemos son ciertas o no. Queremos conocer de primera mano las cuentas y presentar alternativas. Ahora no podemos hacer nada, ni en turismo, ni en la feria ni en el consorcio. Y que no nos digan que el Ayuntamiento no tiene nada que ver. La presidenta del patronato ferial y el vicepresidente del comité ejecutivo son Rita Barberá y el vicealcalde Alfonso Grau. No me creo que la señora Barberá sea una presidenta florero. Tiene capacidad de mandar, si no por qué se empeñó en que la ampliación de la feria se hiciera en el mismo sitio y no sobre unos terrenos que se cedían en Manises. Tal vez porque era un municipio donde no mandaba. Entonces, sí hay intereses y explicaciones que dar.

P. El Ayuntamiento de Valencia lleva gastados 49 millones de euros en el Consorcio Valencia 2007 desde el año 2003 y la deuda que arrastra la dársena roza los 400 millones. ¿Qué proponen?

R. En los Presupuestos generales del Estado hemos presentado una enmienda en la que solicitamos al Gobierno español que condone la deuda [también hay una propuesta de todos los grupos de las Cortes, incluido el PP, en la misma dirección]. En el ámbito local no se ha hecho una declaración institucional así, sólo hay bravuconadas en el sentido de decir nosotros también estamos a favor de la condonación de la deuda, pero la sensación es que el PP valenciano pinta cero en Madrid. Por tanto, no dejan de ser brindis al sol.

P. Presentaron en julio un recurso de amparo a la alcaldesa porque no les daban la información que pedían. ¿En qué ha quedado?

R. Pedimos que nos entregaran las cuentas de TVCB y del Consorcio Valencia 2007 pero no nos las han dado. Solicitamos el amparo de Barberá en julio y nos acaba de contestar. El Gobierno local insiste en que ambas son entidades con personalidad jurídica propia y no son organismos municipales. Hay que recordar que el Ayuntamiento tiene el 33,3% del consorcio y ha aportado 49 millones de euros en 10 años, y aporta cuatro millones de euros anuales a TVCB. Estamos rodeados de casos en los que descubrimos que el expolio ha sido posible porque ha faltado transparencia. Pensamos que los ciudadanos de esta ciudad tienen derecho a conocer dónde van a parar esos millones.