Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Català elude explicar qué obras del San Pío V ha depositado en otros lugares

El socialista Antonio Torres sospecha que han desaparecido cuadros

La consejera María José Catalá (derecha), junto al presidente Alberto Fabra y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en el museo San Pío V.
La consejera María José Catalá (derecha), junto al presidente Alberto Fabra y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en el museo San Pío V.

Como si de un diálogo de teatro del absurdo se tratara, el portavoz socialista, Antonio Torres, preguntó qué obras están depositadas fuera del museo y dónde están y la consejera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, ha respondido que le diga él de qué obras se trata.

El pasado agosto, Torres, portavoz parlamentario del PSPV-PSOE en las Cortes Valencianas, formuló una pregunta escrita: “¿Cuál es la relación detallada de bienes culturales del Museo San Pío V depositados temporalmente fuera del mismo, con indicación de la referencia del bien y lugar donde se encuentra?”. A finales de noviembre, la consejera respondió: “Señoría, con el fin de atender con la mayor precisión posible su petición de información, será necesario que formule su pregunta concretando a qué obras se refiere”.

“Como es evidente”, señala el diputado socialista, “si supiera qué obras son no pediría la relación de bienes depositados fuera, algo que debería ser bien sencillo de obtener con una simple consulta del inventario del Museo de Bellas Artes”. Torres añade que, si ha preguntado por las obras es porque tiene noticias de que algunos cuadros cedidos por el centro museístico han acabado donde no toca. “¿Qué obras están depositadas en el Palau de la Generalitat, en consejerías o en dependencias autonómicas y empresas públicas?”, se pregunta el portavoz socialista.

Un juzgado investiga el posible deterioro de piezas y su situación

La iniciativa parlamentaria se enmarca en la polémica desatada por una denuncia de la Federación de Servicios Público de UGT que ha dado pie a la apertura de una investigación judicial sobre la situación y el posible deterioro de piezas de arte cedidas por el Museo San Pío V al monasterio de El Puig que han acabado en un templo de Valencia, la iglesia de Nuestra Señora del Puig, y han sido incluso restauradas sin conocimiento del propio centro museístico. En la investigación, que lleva la titular del juzgado número 16 de Valencia, está imputada la directora del Museo de Bellas Artes, Paz Olmos, por un supuesto delito contra el patrimonio.

“Nos han llegado informaciones de que pueden haber desaparecido decenas de cuadros y de que algunos que fueron cedidos para colocarlos en dependencias de la Generalitat han acabado en casas particulares”, señala Torres, que se asegura: “Voy a reiterar mi pregunta a la consejera Català. Queremos saber qué obras han desaparecido y quiénes son los responsables”.

Más información