Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren ahogados un matrimonio y los dos hijos al caer su furgoneta al río Ter

El accidente ha ocurrido en la carretera C-17 a la altura del municipio de Les Lloses

El SEM atiende por hipotermia a tres conductores que trataron de rescatar a los fallecidos

Los menores iban a jugar un partido de fútbol de categoría benjamín en Campdevànol

Una grúa saca la furgoneta accidentada del agua.
Una grúa saca la furgoneta accidentada del agua. EFE

Un matrimonio marroquí residente en la localidad de Aiguafreda (Osona) y sus dos hijos han muerto este sábado al mediodía cuando la furgoneta en la que viajaban cayó al río Ter entre Les Lloses y Montesquieu (Ripollès). Los menores, dos niños de ocho y nueve años, eran jugadores del equipo benjamín de la Unió Esportiva Aiguafreda y se dirigían a Campdevànol a jugar un partido de fútbol.

Según informó el Servicio Catalán de Tráfico, el accidente sucedió a las 12.15 en el punto kilométrico 85,6 de la carretera C-17, en el término municipal de Les Llosses. Aunque todavía se están investigando las causas del siniestro, la primera hipótesis que barajan los bomberos es que el conductor perdió el control del vehículo debido a la humedad de la calzada. La furgoneta, una Seat Inca de color blanco, embistió el muro de protección de hormigón, éste se desprendió y el vehículo se precipitó a las frías aguas del río desde una altura aproximada de unos 8 metros. La furgoneta quedó totalmente sumergida ya que se trata de un tramo profundo del Ter.

Tres conductores que pasaban por la zona y vieron el accidente se lanzaron al agua para intentar auxiliar a la familia accidentada. Los tres fueron atendidos por sanitarios del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y trasladados al hospital de Campdevànol con síntomas de hipotermia.

Durante las primeras horas del operativo, actuaron efectivos de las unidades subacuáticas tanto de los Mossos d’Esquadra como de los Bomberos. Los técnicos recuperaron los cuerpos sin vida del padre y la madre, Mohamed E. H., de 42 años, y Naoual E. H., de 35, así como de los dos niños, que habían quedado atrapados dentro de la furgoneta. Estos trabajos finalizaron sobre las 16.30. Apenas media hora después, una grúa de gran tonelaje logró sacar la furgoneta del agua.

La C-17 quedó cortada entre las 12.28 y las 17.00 horas, lo que provocó largas retenciones en la carretera. Hasta el lugar se desplazaron diez patrullas de los Mossos d’Esquadra, siete dotaciones de Bomberos de la Generalitat y cinco ambulancias del SEM.

El juzgado de Ripoll se hizo cargo del suceso y los cadáveres fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal (IML) de Girona, donde se les practicará las autopsias en los próximos días. Los agentes de Tráfico, por su parte, han recogido todos los vestigios posibles para reconstruir las circunstancias en las que tuvo lugar el siniestro. El suceso ha conmocionado a Aiguafreda, según el alcalde, Joan Vila.