Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se niega a que se estudie la relación entre Hispano Almería y la Diputación

Los socialistas piden "transparencia" mientras el presidente Gabriel Amat les invita a consultar los contratos con la constructora

El presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat. Ampliar foto
El presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat.

El presidente de la Diputación de Almería y del PP en la provincia, Gabriel Amat, ha despachado este viernes en ocho minutos el pleno extraordinario y urgente convocado a petición de la oposición para abordar la relación entre la institución y la constructora Hispano Almería. Esta empresa es adjudicataria de un importante número de obras impulsadas desde la Administración provincial durante diferentes mandatos y su relación con la cúpula del PP en Almería está siendo investigada por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por posible financiación irregular, así como el cobro de sobresueldos a destacados políticos, entre ellos Amat, procedentes de la caja b de esta empresa.

El pleno sometía a votación la creación de una comisión que estudie todos los expedientes de contratación suscritos entre Diputación e Hispano Almería desde el año 1995, cuando supuestamente aparecieron las primeras facturas en beneficio del PP de la provincia pagadas con dinero de la contabilidad b de la constructora. La iniciativa no ha prosperado al votar en contra los 18 diputados del PP frente a los siete del PSOE y el representante de IU.

En lugar de crear dicha comisión, el presidente ha mostrado a los miembros de la oposición una carretilla que transportaba los expedientes de adjudicación de obras a Hispano Almería y les ha invitado a que los consultasen ellos mismos. “Qué mejor comisión de investigación que ver todos los expedientes de las obras que han sido adjudicadas. No hace falta un diputado por partido político, sino que sean los ocho de la oposición los que lo investiguen y si ven alguna ilegalidad, que lo lleven a la Justicia”, argumenta el vicepresidente de la Diputación, Javier Aureliano García Molina.

La portavoz del PSOE, Esperanza Pérez, ha solicitado “transparencia” al equipo de Gobierno, mientras que IU ha realizado un gráfico con las adjudicaciones que, según su contabilidad, se han realizado a favor de Hispano Almería, y que se incrementan notablemente durante los años en los que ha gobernado el PP en Diputación.

Entre 1999 y 2003, siendo presidente el actual alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, también supuestamente relacionado con la presunta trama, se adjudicaron obras por valor de 4,2 millones de euros. Desde 2011, con Gabriel Amat al frente de la Diputación, se adjudicaron obras por 2,3 millones de euros.

El presidente de la Diputación ha cerrado el debate exprés y ha solicitado “respeto” a la “institución”. “Ustedes quieren montar un espectáculo político y yo no voy a entrar”, afirmó antes de defender todas las “comisiones de contratación” de dichos expedientes. “A lo mejor, cuando se vean los expedientes, alguien saldrá trasquilado”, ha advertido.