Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas presentan alegaciones contra el plan hidrológico del Segura

Consideran que el proyecto no resuelve el déficit hídrico de la Vega Baja

Los socialistas presentan alegaciones contra el plan hidrológico del Segura

Los socialistas de Alicante y Murcia han presentado hoy alegaciones conjuntas contra la propuesta de plan hidrológico para el río Segura porque consideran "que es un momento muy importante para resolver nuestro déficit hídrico" y el proyecto no lo hace.

El secretario general del PSPV-PSOE de Alicante, David Cerdán, y el de Murcia, Rafael González Tovar, han explicado que, a su entender, el nuevo plan para gestionar los recursos del río "no responde a los grandes problemas que afectan directamente a los intereses socioeconómicos, especialmente de la Vega Baja alicantina y de la Región de Murcia, el tratamiento de las aguas subterráneas, el caudal ecológico que ha de mantener el Segura, el futuro de regadíos ilegales, el impacto ambiental o los regadíos sociales".

González Tovar se ha mostrado, a su vez, sorprendido por que no se haya dado en Murcia un debate en este sentido, "probablemente por interés del Gobierno regional y del PP, que prefieren estar en eventos y homenajes de última hora".

Tovar y Cerdán han señalado en Murcia, ante el edificio de la Confederación Hidrográfica del Segura, que el gran silencio del documento presentado por el Gobierno del PP "es que no realiza las previsiones de nuevos recursos que permitan, tal como se señala literalmente: disponer de caudales suficientes para la satisfacción de las demandas de agua y para el equilibrio y armonización del desarrollo regional y sectorial incrementando las disponibilidades, al menos en la cuantía en la que se incrementan las reservas no trasvasables con cargo a la cabecera del Tajo en las épocas de sequía".

"De especial gravedad es que no se explique en el documento cómo se va a gestionar a partir de ahora el déficit inicial de 480 hectómetros cúbicos de la Cuenca del Segura, un déficit que se incrementa en más de 300 Hm3 después de la aprobación del Memorándum y del aumento de reservas en los pantanos de cabecera del Tajo", han subrayado.

Alegaciones

En las alegaciones presentadas por PSRM y PSPV se plantean estudios y planes para la mejora de la calidad de las tierras, conductividad y salinidad en aumento, equilibrio de agua para abastecimientos, soluciones para el Campo de Cartagena, modernización de regadíos y otras infraestructuras, prevención contra lluvias torrenciales y solución a los acuíferos sobreexplotados.

Además de circunstancias que deben revisarse como son la gestión de las aguas desalinizadas, que deberían convertirse en competencia de la Confederación Hidrográfica del Segura, y la posibilidad de otorgar concesiones de aguas salobres, con destino a ser desalinizadas, desde el acuífero más superficial, han explicado.

De especial importancia es, según ambos líderes socialistas, establecer un caudal ecológico para el Segura igual que se ha establecido para los ríos de Castilla-La Mancha, para que el ecosistema y la propia agua del río se mantengan en buenas condiciones, especialmente a su paso por las ciudades de Murcia y Orihuela.

Rafael González Tovar y David Cerdán esperan contrarrestar con estas alegaciones los efectos negativos del Plan Hidrológico del Tajo sobre el trasvase Tajo-Segura. "Los socialistas del Levante no estamos dispuestos a cruzarnos de brazos y dejar que nuestra agricultura se hunda por una gestión deficiente y negligente de un recurso tan necesario como el agua para nuestras tierras", han afirmado.

La burbuja del agua

En este sentido, David Cerdán ha manifestado que "venimos a poner voz a la ciudadanía de Murcia y Alicante que están hartos del PP, que ahora mismo ha perdido la voz en materia de agua", parece mentira que "no tenga nada que decir cuando nos roban los derechos de agua del Tajo y ahora nos quieren robar también los derechos del Segura".

En contra "tenemos a Ramón Luis Valcárcel que vende el Segura a cambio por un sillón en Europa y a Alberto Fabra que vende el Segura, los intereses de la Región de Murcia y de Alicante a cambio de que el Ministerio de Economía le siga financiando los agujeros que está creando".

Ante esto "los alicantinos y murcianos vamos a levantar la voz con la presentación de estas alegaciones en defensa de algo que es fundamental como es la vida de las personas, la capacidad de que la gente pueda seguir trabajando en el campo y esta región pueda tener un futuro que pasa fundamentalmente por el agua".

Cerdán, que ha lamentado que "seamos solo dos los que estamos aquí, en lugar de cuatro con los representantes del PP de Murcia y Alicante", también se ha mostrado sorprendido con la actitud del PP, "que Valcárcel esté de cara a la pared sin decir nada, tampoco el señor Fabra", un partido "que acabará con nuestro futuro como región agrícola, turística e industrial".

"Se les ha acabado la burbuja del ladrillo y ahora viene la del agua", ha afirmado el socialista alicantino, quien ha indicado que hoy el demonio, en materia de agua, "tiene forma y siglas del PP", pues si hay una repercusión del gasto energético en España, "por qué no lo puede haber en materia de desalinizadoras".

A su juicio, "el PP está buscando un mercado integral del agua para los más ricos, por eso la cuenca del Segura no tiene importancia y todo lo ponen en manos de un PP que está en Madrid, donde están las grandes empresas y los pequeños agricultores pintamos poco".