Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un interno del centro de extranjeros de Barcelona se ahorca en su habitación

El ‘síndic’ de Greuges abre una investigación y pide “intervenir” en el CIE

Imagen de archivo de 2012 del CIE de la Zona Franca. Ampliar foto
Imagen de archivo de 2012 del CIE de la Zona Franca.

A las tres de la madrugada de este martes, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que se encargan de la seguridad en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zona Franca, en Barcelona, encontraron a un hombre de 42 años ahorcado en la que era su habitación. Según un portavoz de la Jefatura Superior de Cataluña la víctima usó sus cordones, que ató a una de las vigas, para luego colgarse. La policía descarta que se trate de un caso de negligencia o que haya algo más detrás del fallecimiento. “Es un suicidio”, zanjó ese mismo portavoz. En el CIE de Barcelona no hay cámaras de vigilancia en las habitaciones que hayan podido grabar lo ocurrido, únicamente registran lo que pasa en los pasillos.

La víctima llevaba 12 días en el CIE, a la espera de la expulsión a su país. El hombre contaba con antecedentes por tenencia ilícita de armas, tráfico de drogas y robo con violencia. Como la pena no supera la petición de seis años de prisión por parte de la fiscalía, se aplicó el protocolo existente de expulsión. Según ese mismo portavoz, el hombre debido a su comportamiento agresivo con los compañeros, había sido trasladado a una habitación individual.

La víctima usó sus cordones, que ató a una de las vigas, para luego colgarse

A las dos de la madrugada de aquella misma noche, las personas encargadas de la vigilancia pasaron por la habitación y comprobaron que el interno estaba tranquilo. Incluso media hora después, este pidió un cigarrillo y se lo fumó. Pero a las tres, en otra de las rondas, encontraron al hombre colgado. A los internos de este centro no se les requisan los cordones, como sí ocurre en comisarías y prisión porque se entiende que no están detenidos, sino a la espera de su expulsión.

El Síndic de greuges, Rafael Ribó, abrió este martes una investigación por lo sucedido y ha pedido al Ministro del Interior información sobre “la situación física y psíquica” del interno muerto. También se ha dirigido a la Defensora del Pueblo para “pedir una intervención conjunta e inmediata en las dependencias de la Zona Franca”. Además, ha solicitado la información judicial que pueda para poder seguir el caso. Esta muerte “vuelve a poner sobre la mesa la necesidad de reconsiderar la existencia de este tipo de centros”, afirmó Ribó.

Más información