Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granizada en la tierra de los plásticos

Una tromba destroza más de 100 hectáreas de invernaderos en El Ejido

Los agricultores aguardan las ayudas prometidas por la Junta y el Estado

El agricultor Javier García comprueba los daños producidos por la tromba de agua y granizo que tiró al suelo su invernadero en El Ejido. rn rn Ampliar foto
El agricultor Javier García comprueba los daños producidos por la tromba de agua y granizo que tiró al suelo su invernadero en El Ejido.

Un rebaño de cabras se abre paso entre el plástico de la cubierta de un invernadero de Santa María del Águila, en El Ejido (Almería), que se ha venido abajo tras la tormenta de granizo del 20 de noviembre. A su alrededor, cientos de kilos de verduras que les servirán de banquete durante muchos días. "Son las grandes beneficiadas de este desastre", comenta Francisco Javier García, un agricultor de 36 años a quien el siniestro le ha destrozado una hectárea de invernadero.

Tenía calabacines, que se venden a cerca de dos euros el kilo en el mercado. Iba a iniciar la recolección en breve. Calculaba que el fruto plantado en su invernadero le iba a reportar un beneficio mínimo de 60.000 euros. Pero ya se ha olvidado de ese dinero, y de algo más. Como otro centenar de agricultores de la zona ha realizado una valoración exacta de sus daños —firmada por un perito— para poder acceder a las ayudas que anuncian tanto la Junta como el Gobierno Central. La mano de obra, la compra de semillas y de tratamientos fitosanitarios supone otros 13.960 euros a lo que hay que sumar, finalmente, los 112.600 euros que costó construir el invernadero.

Como mucho, calcula que las ayudas que puede recibir cubrirán la mitad del valor de la estructura del invernadero. La primera parte de la campaña se ha perdido, pero aún se podría salvar la segunda si la Administración trabaja con celeridad.

“Lo que quiero es que se restaure mi capacidad productiva cuanto antes”, pide. “Si levantamos la estructura ahora, podremos tener el invernadero listo en cerca de tres meses y sembrar para recoger en primavera”, asegura este agricultor.

Así lo han trasladado las asociaciones agrarias a la consejera de Agricultura, Elena Víboras, en una reciente visita a las zonas afectadas (los parajes del Águila y de la Redonda). La Junta ha anunciado, entre otras medidas, una inversión a fondo perdido de tres millones, pero antes de librar la partida deben tener listo un informe jurídico, certificar el desastre y comprobar que aún no se ha comenzado a levantar la estructura sobre el solar baldío —acta de no inicio, que se denomina—.

La consejera Elena Víboras confía en que el trámite pueda durar “una semana”, pero desde la organización agraria Coag creen que es mucho esperar y anuncian movilizaciones para los próximos días. La patronal Asaja, sin embargo, aún otorga un margen de confianza y pide que la cifra de ayudas directas se incremente en dos millones más.

La tromba de granizo —no duró ni una hora— afectó severamente a 300 hectáreas. Los invernaderos construidos a lo largo de 106 hectáreas quedaron derruidos y en otras 30 se han sufrido importantes daños en la estructura. Igualmente, se han visto afectados viales y muchos caminos han quedado impracticables. Se calcula que están afectados 30 kilómetros de caminos rurales.

La mayor parte de los agricultores ya ha limpiado su solar y está de brazos cruzados a la espera de que la Junta levante acta y puedan comenzar a construir. Todo forma parte de una maquinaria. Si ellos no trabajan, tampoco lo hacen otros cientos de familias que viven de la industria auxiliar. Se calcula que la situación afecta a 500 familias de El Ejido, una comarca que vio nacer el primer invernadero hace ahora 50 años. Actualmente, cuenta con 12.000 hectáreas de cultivo intensivo bajo plástico distribuidas en su vasto término municipal.

"Sabemos que no es ningún drama, que va a haber cosecha para abastecer a los mercados, pero hay cientos de familias que han quedado muy afectadas. En 40 minutos [por lo que duró la tromba de granizo] hemos dejado de tener empresa", se lamenta Francisco Javier García.

Las organizaciones agrarias han celebrado asambleas con los afectados para informarles acerca de los procedimientos a seguir para optar a las ayudas de las Administraciones, de las entidades financieras y aseguradoras, aunque solo el 20% de los agricultores afectados tenía asegurada su cosecha.

Apoyos y préstamos

Las muestras de apoyo y anuncio de ayudas han sido bastantes. Desde empresas de la industria auxiliar que ofrecen descuentos a sus clientes en la compra de nuevo material hasta grupos musicales como Duncan Dhu, dispuestos a reducir el precio de 200 entradas en el concierto que ofrecerán en el Teatro Auditorio el próximo día 7.

La Consejería de Agricultura, además de anunciar tres millones procedentes del Programa de Desarrollo Rural, aprobará otra partida de 121.000 euros para la reparación de caminos rurales. Además, la consejera de Agricultura, Elena Víboras, ha firmado un protocolo de colaboración con cuatro entidades financieras para inyectar liquidez a las instalaciones dañadas.

Las financieras se han comprometido a fijar un tipo de interés lo más bajo posible. La consejería ha pedido agilidad en el pago de indemnizaciones a las aseguradoras y solicita al Estado que apruebe medidas excepcionales, como bonificaciones fiscales o préstamos ICO. El PP considera el anuncio de la consejera “insuficiente”. El parlamentario andaluz José Cara recuerda que en 2008 —cuando se produjo otra granizada— “con un volumen de daños similar al de ahora, la Junta destinó una línea de ayuda de seis millones”.