Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Panrico y una parte de los sindicatos acuerdan el despido de 745 trabajadores

CC OO rechaza el pacto del ERE y estudia impugnarlo

La dirección de Panrico y una parte de los sindicatos han alcanzado esta madrugada un acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que contempla el despido de 745 trabajadores y una rebaja salarial de hasta el 18% para el resto la plantilla. El acuerdo ha sido suscrito por seis integrantes de la mesa negociadora del sindicato de UGT y por tres de CC OO. Los votos favorables han sido nueve de los 13 de la mesa.

La mayoría de representantes de CC OO, y sobre todo los representantes de Santa Perpètua --la fábrica más afectada y que lleva siete semanas en huelga-- estudia acudir a los juzgados para impugnar el acuerdo: su principal argumento es que el texto firmado esta noche "se salta a la torera" las votaciones de las plantillas de las plantas seis plantas de producción, que el pasado sábado lo rechazaron por 21 votos.

A las puertas de la fábrica catalana el cansancio mezclado con la rabia y la decepción se mezclan hoy entre el centenar de concentrados. "Nos han castigado por nuestra oposición al plan de ajuste, antes de la huelga las cifras para esta fábrica eran de 30 despidos, no de 150", señala Beatriz Arenas, del comité de empresa. Arenas tiene asumido que el futuro Santa Perpètua "pinta muy negro, está feo" pero explica que los trabajadores descartan que el consejero delegado, Carlos Gila, se disponga a cerrarla porque "tendría que pagar indemnizaciones de 45 días por año". La plantilla tiene previsto celebrar esta tarde una asamblea para decidir si continúa la huelga.

La mesa negociadora ha elevado a acuerdo el preacuerdo al que llegaron ambas partes la semana pasada -el segundo de la negociación- y que la plantilla de la fábrica de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) rechazó en asamblea el pasado sábado, día 23. Desde que Panrico hiciera pública su crisis con la suspensión del pago de las nóminas el pasado septiembre, las cuerdas se han tensado. Entre la dirección y el comité de empresa, pero también entre las diferentes plantas de producción —la de Santa Perpètua de Mogoda continúa en huelga indefinida—, sobre todo desde que la empresa hizo público el listado con los despidos que sufrirá cada planta. Frente a los 154 previstos en la fábrica catalana, no está previsto despedir a nadie ni en Puente Genil (Córdoba), ni en Zaragoza, las dos plantas a las que Panrico tiene previsto encargar más producción y cuyos trabajadores votaron sí al plan. Además de la planta catalana, también votó no al acuerdo la de Murcia, cuyos 127 empleados están en pleno ERE tras el incendio que quemó su planta.

El documento pactado sobre las seis de esta mañana, establece que la compañía (que en un comunicado ha dejado clarao que es "definitivo" y "vinculante para todos los centros", aplicará un máximo de 745 extinciones de contratos, lo que supone aproximadamente el 18% de la plantilla, formada por unos 1.900 trabajadores. Los despidos se llevarán a cabo entre este mismo año y 2016, si bien en función de la evolución del negocio los despidos podrían frenarse en 2015 y 2016. Las indemnizaciones alcanzarán los 25 días de salario por año trabajado, con un máximo de 18 mensualidades.

A los trabajadores que continúen en la empresa se les aplicará una rebaja salarial de hasta un máximo del 18 % para las nóminas correspondientes a los meses de octubre, noviembre y diciembre de este año. Esta reducción será de un máximo del 15 % para los años 2014, 2015 y 2016, ejercicios en los que se podrá revisar semestralmente el porcentaje a la vista de la evolución de la compañía, de forma que si no se cumplen los objetivos de ebitda fijados, la reducción salarial para el siguiente semestre será del 18%.