Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socios de Fagor alertan de la retirada de aportaciones en otras cooperativas

Ordaindu critica la falta de información por parte de Fagor

Reclama la implicación de las instituciones como el Parlamento

Representantes de Ordaindu, en la comisión parlamentaria.
Representantes de Ordaindu, en la comisión parlamentaria.

El grupo de trabajadores de Fagor Electrodomésticos Ordaindu ha advertido este martes en el Parlamento del posible “efecto dominó” que la situación de esta cooperativa y el trato que se ha dado a sus socios cooperativistas en otras cooperativas. Este grupo ha explicado su situación, en la que existen 84 millones de euros de ahorros de los cooperativistas reinvertidos en Fagor Electrodomésticos con forma de aportaciones voluntarias –que a petición de los cooperativistas, según han detallado, deben ser devueltos por la empresa en el plazo de un mes- y los préstamos mercantiles. Y ha advertido de que este es un “toque de atención” al resto de compañías porque ya en otras “hay socios que están pidiendo rescates de las aportaciones voluntarias de las demás cooperativas”, pero “las direcciones están haciendo filigranas para no pagar”.

Todo porque el consejo rector lleva un año rechazando la devolución de ese dinero –“nos decía que si las cogíamos la empresa se iba a caer; la empresa se ha caído y no sabemos qué va a ocurrir con ese dinero”-. La agrupación acusa a Fagor Electrodomésticos de un “incumplimiento del convenio” de estos productos y ha denunciado que “seguía vendiendo aportaciones voluntarias sabiendo que no iba a poder devolver el dinero, tal vez ha habido bastante mala fe”. También ha acusado a Corporación Mondragon de ser los “responsables subsidiarios; tienen mucho podern en las decisiones que se toman en la cooperativa”.

Ordaindu ha reclamado al Parlamento una resolución a favor de su reivindicación y a la Corporación Mondragon y Caja Laboral la creación de un fondo a través del cual se podrían costear las aportaciones voluntarias y préstamos mercantiles. Los cooperativistas han recordado que ellos serán "de los últimos" en la lista de acreedores que ahora debe establecer el administración concursal de la cooperativa. La asociación trabaja en tres frentes, el institucional, el interno en el seno de la cooperativa y en las calles. Mañana se reunirán con el presidente de Corporación Mondragon, Txema Gisasola.

Los grupos parlamentarios han mostrado sus dudas de la capacidad del Legislativo para ayudar a los trabajadores de la cooperativa y, tras solidarizarse con ellos, han instado a que trabajen internamente para buscar una solución, como es el caso del PNV, el PSE o el PP e incluso EH Bildu, que ha lamentado solo poder dar "palmaditas en la espalda" a los cooperativistas."No hemos venido aquí a pasar la tarde", les ha espetado Gabilondo, "si no sois capaces de hacer entender al administrador judicial de que estoy en el último puesto...".

Los intereses de estas fórmulas para financiar a la cooperativa “eran buenos”, han reconocido, “pero también hacíamos una aportación especial con la confianza de un modelo que no creíamos que iba a caer”.

Gabilondo ha señalado que “el modelo cooperativo ha sido y esperemos que sea una de las fortalezas del modelo económico vasco” y es, asimismo, “una forma de vivir” para sus cooperativistas, hoy en un “limbo”, tal y como ha denunciado, por la falta de información por parte del consejo rector de la cooperativa y de la corporación. “Hablamos de los ahorros de toda la vida”, ha señalado Gabilondo. “No somos accionistas grandes, somos trabajadores, y la situación es dramática”.